Reuters.- El gobierno mexicano expresó el lunes su preocupación por lo que considera la presencia “excesiva” de personal de inteligencia y de seguridad que “vigilan” tanto la residencia como su embajada en Bolivia, días después de que el expresidente Evo Morales saliera de México donde recibió asilo.

La cancillería dijo en un comunicado que confía en que se respete la inviolabilidad de los inmuebles diplomáticos y se garantice el resguardo y la protección del edificio de la misión diplomática así como de los agentes acreditados, en cumplimiento a los compromisos internacionales de los que forma parte.

Morales, quien renunció al cargo en medio de presiones de mandos militares, llegó en noviembre a México luego de que su gobierno le ofreció asilo y denunció que el exmandatario boliviano sufrió un golpe de Estado.

A inicios de diciembre, el expresidente viajó a Cuba para una consulta médica y posteriormente se trasladó a Argentina, en donde permanece en condición de refugiado.

No fue posible de inmediato obtener un comentario del gobierno boliviano, el cual criticó el asilo temporal que dio México a Morales.

 

Siguientes artículos

amlo puentes
La transparencia en el proyecto de la 4 T
Por

Las recientes expresiones del Presidente sobre la transparencia pone en la mesa los retos para que el derecho a la infor...