La nueva entrega de la saga de ciencia ficción tardó 12 días, desde su estreno a nivel mundial, para llegar a los 1,100 millones de dólares, el mejor resultado navideño de la historia.

 

Reuters

PUBLICIDAD

La Guerra de las Galaxias: El despertar de la Fuerza, (Star Wars: The Force Awakens, en inglés), mostró pocas señales de perder ímpetu durante el fin de semana navideño, superando los 1,000 millones de dólares (mdd) en la taquilla global al ritmo más rápido de la historia.

Aunque empieza a sonar repetitivo enumerar las formas en que la séptima entrega de la saga galáctica está batiendo records, lo cierto es que El despertar de la Fuerza siguió superando marcas durante el fin de semana navideño, dejando en boleterías de Estados Unidos 153.5 mdd.

Esta cifra representa el mejor resultado navideño de la historia. A nivel doméstico, El despertar de la Fuerza ya recaudó la friolera de 544.6 mdd, y en todo el mundo ya superó los 1,100 mdd.

Además, el filme tardó 12 días en superar la barrera de los 1,000 millones de dólares, algo que a Jurassic World -que tenía el récord anterior- le llevó 13.

El fin de semana largo también está en camino de ser el mejor fin de semana navideño de todos los tiempos, por encima de los 269.8 mdd de 2009, cuando coincidieron el estreno de Sherlock Holmes y el segundo fin de semana de Avatar, el titán de la taquilla que El despertar de la Fuerza espera superar como el más taquillero de la historia.

Pese al furor que rodea al regreso a la pantalla grande de los caballeros Jedi, hubo otras películas que lograron hacerse un sitio en las salas.

La comedia Daddy’s Home, que vuelve a juntar a los protagonistas de The Other Guys, Will Ferrell y Mark Wahlberg, superó con amplitud los pronósticos y quedó en el segundo lugar de los filmes más taquilleros con 35 mdd.

También funcionó bien Jo“, un filme sobre la vida de la creadora de la mopa Miracle Mop, que recaudó 17.5 millones de dólares. El filme, que se espera sea un aspirante a los Oscar, está protagonizado por Jennifer Lawrence, Robert De Niro y Bradley Cooper, bajo la dirección de David O. Russell.

La decepción estuvo por el lado de Point Break, remake de la película de culto de Kathryn Bigelow de 1991. El filme de acción apenas obtuvo 10.2 mdd, cifra que buscará mejorar en el extranjero. Concussion, con Will Smith, logró 11 mdd.

 

Siguientes artículos

La estrategia de Nescafé para ‘quitarle el sueño’ a Starbucks
Por

La marca Nescafé, propiedad de la empresa suiza Nestlé, prepara su incursión en el segmento de las cafeterías en México,...