El índice de precios al consumidor se aceleró a un 0.2% impulsado por el costo de bienes y servicios, en tanto que los apoyos al desempleo cayeron a mínimos de casi seis años, lo que podría aliviar la preocupación de la Fed sobre el recorte de estímulos.

 

Reuters

WASHINGTON  – Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron en julio en línea con lo esperado, lo que podría aliviar las preocupaciones de la Reserva Federal frente a una baja inflación a medida que sus funcionarios evalúan un recorte de su masivo programa de compras de bonos.

PUBLICIDAD

El Departamento del Trabajo dijo que su Índice de Precios al Consumidor se aceleró a un 0.2% en julio, al incrementar el costo de bienes y servicios desde el tabaco hasta la ropa y los alimentos. El IPC había subido un 0.5% en junio.

El aumento de julio estuvo en línea con las expectativas de los analistas.

Al excluir los volátiles costos de los alimentos y energía, el índice subió un 0.2% por tercer mes consecutivo.

 

Pedidos de subsidio bajan

El número de estadounidenses que pidió subsidio por desempleo en la última semana cayó a un mínimo en casi seis años, en una señal de repunte del crecimiento del empleo a principios de agosto.

Las solicitudes iniciales de seguros por desempleo cayeron en 15,000 a una tasa ajustada estacionalmente de 320,000, el nivel más bajo desde octubre de 2007, dijo el Departamento del Trabajo.

Los pedidos de la semana anterior fueron revisados para mostrar 2,000 solicitudes más que las reportadas previamente.

 

Siguientes artículos

¿Qué cambios implica la nube para las Pymes?
Por

La palabra clave en la implementación de tecnología en la nube es riesgo, la responsabilidad sobre funcionalidad y respa...