La Oficina Federal de Justicia de Suiza (OFJ) dijo que el hondureño Alfredo Hawit, presidente de la Confederación de Fútbol de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (Concacaf), y el paraguayo Juan Ángel Napout, jefe del ente rector del deporte en Sudamérica, la Conmebol, fueron arrestados el jueves en un hotel de Zúrich.

Reuters

La policía suiza arrestó el jueves a los presidentes de las dos confederaciones de fútbol de América bajo sospecha de haber recibido millones de dólares en sobornos vinculados a contratos de derechos de televisión, ampliando una investigación que sacude al ente rector de este deporte a nivel mundial.

PUBLICIDAD

La Oficina Federal de Justicia de Suiza (OFJ) dijo que el hondureño Alfredo Hawit, presidente de la Confederación de Fútbol de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (Concacaf), y el paraguayo Juan Ángel Napout, jefe del ente rector del deporte en Sudamérica, la Conmebol, fueron arrestados el jueves en un hotel de Zúrich.

Napout y Hawit fueron detenidos en redadas realizadas antes del amanecer, a instancias del Departamento de Justicia de Estados Unidos. La OFJ dijo que pedirá a Estados Unidos que presente una solicitud formal de extradición dentro de un plazo de 40 días, algo a lo que ambos dirigentes han dicho que se opondrán.

La justicia suiza dijo que los máximos dirigentes del fútbol en América están acusados de haber recibido dinero “a cambio de la venta de los derechos de comercialización en el marco de los torneos de fútbol en América Latina, así como partidos de clasificación para la Copa del Mundo”.

La redada realizada en el hotel Baur au Lac marca una suerte de repetición de las detenciones realizadas en el mismo lugar en mayo, que sumieron a la FIFA en una profunda crisis.

Poco después, el ahora suspendido presidente de la FIFA, Joseph Blatter, anunció que dejará el cargo. Otros funcionarios de alto rango también se encuentran suspendidos en medio de una serie de investigaciones penales contra dirigentes del organismo.

Los dos detenidos y sus representantes no estuvieron inmediatamente disponibles para hacer comentarios.

Los últimos dos presidentes de la Concacaf habían sido detenidos antes que Hawit, acusados ​​por las autoridades estadounidenses. Cuando fue nombrado presidente del organismo en mayo, el hondureño dijo estar “profundamente decepcionado por las acusaciones realizadas por las autoridades”.

 

Siguientes artículos

Inversión fija bruta revierte tendencia a la baja
Por

Luego de dos meses de caídas, la inversión creció 1.4% en septiembre, gracias al aumento en un mayor gasto en maquinaria...