“El primero de los siete funcionarios de la FIFA mantenidos en custodia en Suiza fue extraditado a Estados Unidos el 15 de julio”, dijo un funcionario judicial suizo, sin revelar la identidad del acusado.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Autoridades suizas dijeron el jueves que extraditaron a Estados Unidos a un funcionario detenido en una investigación de corrupción en la FIFA, el órgano rector del futbol mundial.

Los funcionarios no identificaron al acusado, pero la información es divulgada seis días después de que una fuente dijo a Reuters que Jeffrey Webb -uno de los siete actuales y ex empleados de la FIFA arrestados en Suiza en mayo- había accedido a su extradición.

Las acusaciones bajo investigación de autoridades estadounidenses y suizas abarcan sobornos, fraude y lavado de dinero e incluyen posibles hechos de corrupción en el otorgamiento de las Copas del Mundo de 2018 y 2022 a Rusia y Qatar, respectivamente.

El caso remeció a la administración del deporte más popular del mundo, planteó interrogantes entre los poderosos patrocinadores comerciales del deporte y forzó al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, a anunciar que renunciará.

“El primero de los siete funcionarios de la FIFA mantenidos en custodia en Suiza fue extraditado a Estados Unidos el 15 de julio”, dijo un funcionario judicial suizo.

“Fue entregado a una escolta policial estadounidense de tres hombres en Zúrich que lo acompañaron en el vuelo a Nueva York”, agregó.

Webb y los otros seis fueron arrestados por la policía suiza en una incursión al amanecer en un lujoso hotel de Zúrich dos días antes de un Congreso de la FIFA en mayo donde Blatter fue reelegido para un quinto mandato.

La formulación de cargos dada a conocer por fiscales estadounidenses en Brooklyn acusó a funcionarios del fútbol y ejecutivos de marketing de explotar el deporte para su propio beneficio a través de sobornos de 150 millones de dólares durante 24 años.

En medio de la indignación internacional, Blatter anunció días después que pondría su mandato a disposición en un Congreso extraordinario de la FIFA, que se realizará entre diciembre y febrero, y que no volverá a postularse.

Webb, un ciudadano de las Islas Caymán, está acusado de conspiración delictiva, fraude informático y lavado de dinero. Fue provisionalmente inhabilitado en sus puestos en la FIFA y la confederación de asociaciones nacionales de fútbol de América del Norte, América Central y el Caribe (CONCACAF).

Ni su abogado ni una portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos respondieron el jueves a los pedidos de comentarios.

La acusación estadounidense afirma que Webb usó sus posiciones influyentes para solicitar sobornos de compañías de marketing deportivo a cambio de derechos comerciales para partidos de fútbol.

Otros seis funcionarios -Eduardo Li, Julio Rocha, Eugenio Figueredo, Rafael Esquivel, José María Marin y Costas Takkas- siguen detenidos en Suiza y están impugnando su extradición.

 

Siguientes artículos

Netflix llegará a 200 millones de usuarios en 2021
Por

Analistas de Pivotal Research prevén que la plataforma supere los 200 millones de usuarios en los próximos seis años; po...