La agencia suiza contra el lavado de dinero identificó 53 transacciones sospechosas a partir de la información aportada por bancos.

 

 

PUBLICIDAD

Reuters

 Fiscales suizos que investigan prácticas de corrupción en la FIFA identificaron 53 transacciones bancarias sospechosas, dijo el miércoles el fiscal general, que remarcó que el desarrollo de la compleja pesquisa podría tomar tiempo.

Michael Lauber dijo a los periodistas que no descarta la posibilidad de interrogar al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y al secretario general de la entidad, Jerôme Valcke, aunque hasta el momento Suiza no tiene como objetivo a individuos en el escándalo que ha remecido al fútbol internacional.

“Enfrentamos una compleja investigación con muchas implicaciones internacionales”, declaró en sus primeros comentarios públicos desde que su despacho requisó datos de computadores de la FIFA el mes pasado.

“No sería profesional comunicar en este momento un calendario detallado. El mundo del fútbol necesita ser paciente. Por su naturaleza, esta investigación tomará más que los 90 minutos reglamentarios”, sostuvo, en referencia al tiempo que dura un partido de fútbol.

También el miércoles, Julius Baer, el tercer banco más grande que cotiza en la bolsa suiza, dijo que inició su propia investigación interna en relación a la FIFA y que coopera con las autoridades, aunque no dijo cuándo inició esa indagación.

El fiscal general fue claro respecto a que Blatter y Valcke podrían figurar entre los llamados a declarar.

“Habrá entrevistas formales a todas las personas relevantes. Por definición, esto no excluye entrevistar al presidenta de la FIFA ni al secretario general”, sostuvo.

Lauber dijo que su equipo obtuvo evidencia de 104 relaciones entre bancos y clientes, cada una de los cuales representa varias cuentas.

La agencia suiza contra el lavado de dinero identificó 53 transacciones sospechosas a partir de la información aportada por bancos.

Suiza, donde está la sede de la FIFA, anunció su investigación criminal el mes pasado y requisó computadoras de la entidad el mismo día en que Estados Unidos sorprendió al deporte al acusar a 14 funcionarios del fútbol y empresarios vinculados.

Dos días después, Blatter fue reelecto para un quinto mandato como presidente de la FIFA, pero a la semana siguiente anunció su dimisión.

Las autoridades suizas dijeron que su investigación tiene como objetivo específico las decisiones de otorgar los Mundiales de 2018 y 2022 a Rusia y Qatar, respectivamente. Ambos países niegan cualquier irregularidad y aseguran que preparan esos torneos sin contratiempos.

Al ser consultado si la investigación suiza podría descarrilar los planes de Rusia, Lauber dijo que esa decisión no era su problema.

Además, aseguró que su trabajo es completamente independiente de los casos que investiga la justicia estadounidense.

Aunque Suiza recibió y cumplió con un pedido para ayuda legal por parte de Estados Unidos, el país no ha pedido una colaboración similar a cambio, dijo Lauber.

 

Siguientes artículos

Grecia saldrá de zona euro si negociaciones fracasan
Por

El banco central griego advirtió que un fracaso en las conversaciones con sus acreedores llevaría inicialmente a un defa...