El súper dólar asustó a las ganancias de los cines en México. Los espectadores abarrotaron las salas y aumentaron el número de pantallas instaladas, pero no todo es felicidad para las cadenas, quienes este año sólo tuvieron ingresos de 911 millones de dólares, una cifra muy alejada a la esperada si no se hubiera depreciado el peso mexicano frente al dólar.

“En números muy rápidos subiríamos a 1,300 millones de dólares si no se hubiera devaluado el tipo de cambio“, señaló José Leonardo Martí Cotarelo, presidente Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma (Canacine).

Con “el tipo de cambio devaluado 40% es una caída muy impresionante” para los ingresos Cinemex y Cinépolis, dueñas del 95% de las salas de cine en la República Mexicana, afirmó el representante del organismo en una conferencia de prensa donde presentaron sus resultados anuales de 2016.

México está en la décima posición de ingresos por transmitir en las pantallas cine mexicano y extranjero, ya que este año obtuvo ganancias de 911 millones de dólares, según Canacine.

La caída de la moneda mexicana hizo que los cines dejaran de percibir unos 389 millones de dólares en un año. La baja de la moneda mexicana evitó que México tuviera un mejor lugar en la lista de los 10 países con la mejor recaudación por la proyección de películas en salas de cines.

Lee también: Súper dólar, la nueva amenaza para el futbol mexicano

taquilla-top-10

La captación de los cines mexicanos sin una moneda depreciada hubiera superado a Australia, una nación donde las cadenas recaudaron 924 millones de dólares, así como a Alemania, un país donde se levantaron 1,107 millones de dólares por sacar en la pantalla grande los grandes filmes mundiales.

Eso sí, no habría superado a otros países como Francia, donde los cines tuvieron ingresos de 1,505 millones de dólares; Corea del Sur, con 1,555 millones de dólares; India, con 1,799 millones de dólares ni a Japón, con 1,828 millones de dólares.

Tampoco, hubiera alcanzado a Reino Unido, donde las cadenas tuvieron beneficios por 1,931 millones de dólares; a China con 7,461 millones de dólares y a Estados Unidos con 10,135 millones de dólares.

A lo largo del año, los cines mexicanos vendieron aproximadamente 327 millones de boletos, lo cual significa 10% más que el año pasado. En 2015, año en el que se vendieron 296 millones, dijo el presidente de Canacine.

Lee también: Tenis, pants y ropa deportiva aguantan la carrera del súper dólar

“Esta cifra coloca al mercado mexicano como el cuarto país con mayor crecimiento a nivel mundial y también como el cuarto con el mayor número de boletos vendidos, sólo después de India, China y Estados Unidos”, aseguró Martí Cotarelo.

México tiene el sexto promedio más bajo a nivel global con 3 dólares, agregó el representante. Ese precio promedio no significa que cuando los amantes del cine lleguen a Cinemex o Cinepólis sólo paguen esa cantidad para ver su película favorita.

El país más barato del mundo para ver cine sigue siendo la India, pues sólo cuesta 0.8 dólares promedio, mientras Japón es el mercado más caro cuando se ingresa a una sala de cine, porque la entrada vale 10.9 dólares.

Lee también: Por súper dólar estadounidenses vendrán de shopping al Buen Fin

 

Siguientes artículos

‘Qué pena tu vida’ y el pulso del romance
Por

La película y su guion pertenecen a lo que ahora llaman dramedy y nunca logran encontrar terreno en común para producir...