En su estrategia por diversificar su público, Nintendo ha optado por abrir su ecosistema, que por años ha subsistido primordialmente gracias al software de la casa, hacia videojuegos hechos por terceros. Por esto es que mientras antes Nintendo era el lugar al que uno acudía sólo por las aventuras de Mario, Donkey Kong, Kirby, etc., ahora podemos encontrar un gran catálogo de opciones, sobre todo de desarrolladores pequeños e independientes. Sin embargo, Nintendo no deja de apostar a sus propiedades intelectuales, y prueba de esto es que además de las nuevas marcas AAA que ha intentado posicionar en los últimos años, como por ejemplo Splatoon, también está apostando por la opción de franquicias más pequeñas y discretas.

Este último caso es Sushi Striker: The Way of Sushido, un nuevo juego de puzzle desarrollado en conjunto entre Nintendo Entertainment Planning & Development e indiezero, publicado por Nintendo mismo para el Switch. indiezero es un estudio japonés que por más de veinte años ha hecho principalmente juegos para las consolas de Nintendo, usando a veces la propiedad intelectual de la compañía.

Este juego es muy similar a otros de puzzle, donde tenemos que identificar piezas de un mismo color, para hacer puntos o ganar en batallas; es un sistema que al menos la mayoría reconoce en juegos como Tetris. El principal diferenciador de Sushi Striker: The Way of Sushido es que las piezas de colores que tenemos que usar en el juego son platos de sushi, y de hecho toda la trama gira alrededor de este alimento.

La premisa nos presenta un mundo en el cual el sushi ha sido prohibido por un imperio totalitario; después de una gran guerra conocida como Sushi Strugles, el imperio prohibió su producción y consumo, dejando al sushi como una mera leyenda. El juego nos pone en el lugar de un protagonista con el nombre Musashi, que es un chico o chica huérfano (dependiendo de qué género elijamos) que se convierte en un Sushi Striker (una especie de luchador o héroe del sushi) que busca derrocar al imperio y llevar el sushi a todo el mundo. Aquí es donde el juego se comienza a poner muy raro, pero también se vuelve único.

PUBLICIDAD

Nuestro protagonista descubre el sushi gracias un misterioso Sushi Striker que le revela que éste es producido por unas criaturas mágicas llamadas Sushi Sprites, que son una especie de genio con el poder de crear el sushi de la nada; estos luchadores se enfrentan a sus enemigos en duelos de sushi, en los cuales hay bandas que aparecen frente a ellos moviéndose con platillos de comida, y los Sushi Strikers deben comer el sushi, para juntar platos que después lanzarán a sus adversarios. Es tan complicado y absurdo como suena.

Esto sucede a nivel historia. Por el otro lado, a nivel mecánicas, el usuario debe usar el cursor o los controles táctiles para hacer una cadena de platos del mismo color. Durante las batallas tenemos tres bandas horizontales que se van moviendo en direcciones opuestas, y cuando, gracias al movimiento, coinciden platos del mismo color es la oportunidad para hacer una cadena. Los platos que encadenamos se van apilando en torres que se arrojan a los enemigos, que a su vez también cuentan con el mismo sistema de ataque. Cada contrincante tiene una barra de energía que va disminuyendo con cada golpe recibido, por lo que le objetivo es el acabar con la barra del oponente.

Todo esto suena bastante complicado, y de cierto modo lo es. Desde el principio, Sushi Striker: The Way of Sushido necesita invertir bastante tiempo para explicarnos las reglas, que afortunadamente no son tan complicadas de usar en la práctica. Cuando ya nos acostumbramos al juego, se vuelve realmente divertido, tanto como clásico del estilo de Tetris, Bubble Bobble, o los títulos de Pokémon Puzzle.

El mero concepto de los Sushi Sprites suena bastante similar a las criaturas Pokémon, y realmente lo es. Para poder combatir necesitamos tener al menos un Sushi Sprite, y podemos usar hasta tres de éstos por batalla. Conforme avanzamos en la historia iremos conociendo nuevos Sushi Sprites que se unirán a nuestro bando, y que podremos elegir para cada batalla dependiendo de nuestra estrategia, ya que cada uno tiene habilidades especiales; éstas pueden ser para ayudar en el ataque o en la defensa. Incluso contamos con un libro-catálogo donde se irán registrando nuestro Sushi Sprites… similar a Pokémon. Incluso, los Sushi Sprites tienen diferentes evoluciones.

Hasta ahí, el sistema de juego en Sushi Striker: The Way of Sushido es bastante sólido y divertido. Aunque el juego podría funcionar exactamente igual de forma abstracta, usando meras piezas de colores, el pretexto del sushi, y su alocada historia son una parte muy importante. La narrativa se despliega usando clips que parecen salidos de un anime, mezclados con ilustraciones 2D sobre fondos 3D con diálogos en texto, y un mapa en el cual nos movemos de una batalla a otra. Sinceramente todo esto se siente como una mezcla poco cuidada de elementos absurdos y repetitivos, que encima cuentan una historia poco interesante, pero necesaria para dar vida al pretexto del sushi y sus extrañas reglas.

La historia también es muy similar a Pokémon, donde tenemos un entrenador joven, que con un tono humorístico nos lleva por un viaje de descubrimiento. Musashi, eventualmente se une a una resistencia llamada Sushi Liberation Front, y va ganando fama mientras lucha contra el imperio. Aunque la historia me pareció aburrida, y constantemente me salté las secciones narrativas, puedo imaginar a un público más joven entretenido con ésta. Quizá el mismo público que se interesa por las historias en Pokémon.

Fuera de que la historia pueda ser completamente ignorable, Sushi Striker: The Way of Sushido tiene un sistema de juego bastante adictivo y con mucha profundidad. Toma un par de horas entender a consciencia lo que está sucediendo en pantalla, debido a que a veces es demasiado rápido, pero cuando nuestros reflejos ya están calibrados, el juego se vuelve bastante interesante. Aunque existe la opción de usar la pantalla táctil, los movimientos son más precisos usando el cursor con el stick del Nintendo Switch. La forma en que se hacen los combos y se usan los poderes de los Sushi Sprites se presta para hacer cadenas interesantes, además de que facilita la estrategia.

Sushi Striker: The Way of Sushido es un juego para los amantes de los juegos tipo puzzle, o para quienes quieran iniciarse de forma paulatina. A pesar de lo complicadas que suenan sus reglas, en la práctica es bastante entretenido; aunque existe la opción del multijugador local, debido a los controles y el nivel de precisión requerido, no es tan cómodo usar sólo un Joy-Con. La aventura para un jugador se adapta mejor a quienes busquen partidas rápidas y sin compromisos de continuidad narrativa.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cuidado con defraudadores y robo de identidad
Por

El robo de identidad es un problema global y, aunque no hay cifras exactas, el consenso es que es que va en aumento. Tú...