El gigante global de productos de consumo despliega un plan para crecer (y ganar dinero): ser sustentable y respetar los entornos.

 

Por Raúl Zamora

 

Fabio Prado, presidente y director general de Unilever México tenía programada en su agenda de actividades del 25 de julio una visita a una tienda Wal-Mart en el marco del Proyecto Bushfire, concebido por su empresa para estar en contacto con el cliente final de sus productos y cuya principal característica es integrar materiales que, entre otras cosas, protejan el medio ambiente.

Unilever México, es una de las referencias en el segmento del consumo que se despliega a través de su portafolio de productos para el cuidado personal y la comida, pero que ahora intensifica una estrategia que, palabras más, palabras menos, consiste en producir más, ganar mercado, generar más utilidades: sin tirar árboles, sin contaminar con sus fábricas y sin desperdiciar agua. Plan de Vida Sustentable que la empresa ejecuta desde 2010.

Y aunque a casi 100 kilómetros de distancia de la Ciudad de México, en Jiutepec, Unilever tiene su fábrica de aerosoles, Fabio Pardo presume, “nuestra planta es la más moderna de su tipo a nivel global”.

La ficha ecológica de la planta la describe  así: requirió una inversión de casi 80 millones de dólares (mdd), fue inaugurada en 2011, cuenta con un sistema de captación de agua de lluvia que una vez recuperada pasa a una planta de tratamiento, además de paneles solares para generar electricidad. Así, su impacto ambiental es mínimo.

A cinco años de la puesta en marcha del Plan de Vida Sustentable, Fabio Prado sostiene que este ya echó raíces. “Unilever siempre tuvo esto en su ADN, aunque obviamente necesitó articularlo como estrategia de negocio”. Y, después de sembrar, cosechó buenas cifras.

 

El menú

Un pequeño envase de 400 miligramos es la gran diferencia y la muestra de los avances logrados hasta ahora por Unilever para ahorrar, vender y pugnar por un ambiente más limpio.

Es un desodorante roll-on, cuya presentación está al revés. Gracias a este diseño simple, Unilever ha obtenido 70% de ahorro en el consumo de energía durante su proceso de fabricación.

Pero la estrategia verde de Unilever corre simultáneamente por otros surcos:

El año pasado obtuvo la certificación Green Palm, que garantiza la sustentabilidad del aceite de palma, insumo que sobre todo utiliza para la producción de jabón.

“También hicimos un compromiso para obtener hacia 2020 todas nuestras materias primas agrícolas de fuentes sustentables; a la fecha llevamos un avance de 36%, pero hay que esperar un poco a que la agricultura se desarrolle también”, menciona Fabio Prado.

Como parte de las labores de supervisión, cada una de las cuatro plantas de Unilever en México reporta su consumo de agua, electricidad y vapor por tonelada producida, y año tras año se obtienen reducciones de 5 a 10%. Además, de 2004 a 2012 se redujo 75% la emisión de bióxido de carbono a la atmósfera en las fábricas de la empresa en México.

 

El impacto laboral

entrada_unilever

En Unilever México el empleado no vive en la oficina. Regularmente los viernes sus oficinas lucen vacías, además de que ahí no existen los muros que dividen un área de otra. El mismo Fabio Prado no tiene el típico despacho. Él es uno más.

Es por eso que la empresa  desarrolla un proyecto llamado Trabajo Ágil, que en esencia busca mejorar la calidad de vida de los trabajadores y medir su productividad con base en objetivos, no en horas viviendo en la oficina.

En su evaluación anual, cada uno de los empleados tiene que cumplir tres objetivos: contribuir para crecer la participación de mercado, facturar y ganar más; así como materializar una meta de desarrollo personal.

En un principio, cambiarse el chip no fue fácil. De hecho, fue necesario ejecutar un proceso de adaptación a esta nueva cultura laboral. Hoy en día eso se traduce en que los empleados tienen flexibilidad para cumplir sus objetivos. “Ahora la mitad de mis reuniones son por teléfono o por teleconferencia”, afirma Fabio Prado.

Hasta el momento, no hay un indicador que permita determinar los alcances de esta medida. Por lo pronto, presume tener registros que indican una baja en el índice de renuncias por maternidad; además de que, para el cierre de este año, confía en cumplir con una meta de equidad de género que proyecta que 50% de los gerentes sean del sexo femenino.

 

Misión sin fin

Junto a los beneficios netamente corporativos y productivos que ha registrado Unilever en su estrategia, también ha provocado muchos dolores de cabeza.

Fabio Prado no lo dice, pero es posible inferir que algunos de sus productos han generado resistencias en ciertos nichos de mercado.

Un caso: Pureit; un purificador de agua que no usa electricidad y elimina virus, parásitos y bacterias presentes en el agua, con el que ya no sería necesario comprar botellas de plástico con agua ni garrafones, lo que consecuentemente permitiría generar un ahorro mínimo de 5,760 pesos en cinco años.

¿Acaso los jugadores de agua embotellada  no se enfurecieron con Pureit? El CEO de Unilever México guarda silencio al respecto. Como sea, Pureit genera un ahorro de 75% en el consumo de energía.

Al margen de esta circunstancia, Fabio Prado reconoce que abrir la brecha hacia la sustentabilidad no es nada fácil. “A diferencia de otras regiones como Europa, donde el consumidor tiene una alta conciencia del impacto ambiental de los productos y servicios que adquiere, en América Latina aún hay mucho por avanzar. Seamos honestos: la conciencia ambiental no existe”.

 

─ ¿Hasta dónde quieres llegar con esto, Fabio?

El legado que uno siempre quiere dejar estriba en responder: ¿Qué diferencia hice en el negocio? Me gustaría dejar un enorme talento mexicano.

Fabio Prado está sembrando una cultura corporativa en pro del medio ambiente y de respeto hacia las personas. Y mientras camina por las oficinas de Unilever en México, trae una idea en la cabeza: “En los últimos 100 años hemos robado recursos naturales de nuestros hijos y nuestros nietos, muchos más de los que necesitábamos; ahora tenemos que encontrar la manera de regresarlos”.

unilever_planta1
 

Siguientes artículos

Diez cosas que debes hacer si estás desempleado
Por

Son tiempos difíciles, pero en lo que llega esa nueva oportunidad, no desaproveches tus días y noches, aquí te decimos q...