Para hacer frente a un menor consumo, dólar fuerte, gasolinazo y mayor competencia, la cadena T.G.I. Friday’s en México busca incrementar sus insumos nacionales y ampliar su gama de alimentos a un costo accesible.

“Desde el año pasado, por noviembre o septiembre comenzamos a trabajar en planear que nuestro próximo restaurante sea sólo con productos nacionales”, señaló Raúl Torres, director general de  T.G.I. Friday´s, en entrevista.

La marca, de origen estadounidense y con presencia en 63 países, es operada por Grupo Tovisa en México.

PUBLICIDAD

Entre los competidores de T.G.I. Friday’s, un concepto de casual dining, se encuentra Applebee’s, Texas Ribs, Olive Garden y California Pizza Kitchen, de la compañía Alsea.

Te interesa leer: Ahora será más caro comprar en Liverpool por súper dólar

La empresa importaba cerca del 80% del volumen de sus insumos; sin embargo, ahora compran menos del 24% de materias primas extranjeras.

“Hicimos una reingeniería del menú desde el primero de febrero. El esquema de operación de la franquicia de la marca es de Estados Unidos, pero con inversión mexicana”, indicó.

El objetivo de la compañía es que en un mediano plazo el 100% de los insumos sean nacionales.

Para ello, la empresa trabaja desde el año pasado en el desarrollo y alianzas con proveedores locales, pues todavía hay productos como el queso, que se importan.

También puedes leer: Ventas de Bachoco se disparan 22% pese a súper dólar

Este miércoles, la firma inauguró de manera oficial su novena unidad en la plaza comercial Pabellón Polanco, en la Ciudad de México, y se prevé la apertura del décimo restaurante para abril de 2017 en Plaza Fortuna Lindavista.

A partir de 2018, la compañía abrirá una o dos unidades por año, dependiendo de las oportunidades para encontrar buenas ubicaciones en centros comerciales.

En cada unidad se invertirán entre 9 y 10 millones de pesos (mdp) aproximadamente, compartió el directivo.

A su vez, la firma apuesta por formatos de menor tamaño para incrementar la rentabilidad de la cadena.

“Los esquemas de negocio que tenemos es de superficie de entre 400 y 450 metros cuadrados, con capacidad para 220 personas, y la idea es hacer negocios más pequeños para hacerlos más rentables”, indicó.

De igual manera, apuestan por dar precios atractivos en sus productos, con lo cual buscan mantener la preferencia de millennials y oficinistas.

Al cierre de 2016, el ticket promedio de las unidades de T.G.I. Friday’s en el país rondaba los 240 pesos, un nivel que esperan mantener para este año.

 

Siguientes artículos

Una máquina con superpoderes
Por

Las redes neurales que pueden llegar a conformar a la inteligencia artificial tienen especializaciones, similar a los ór...