Diseñado, desarrollado y montado en Suiza, el TAG Heuer Connected Modular 45, es el primer smartwatch de lujo conectable y con piezas intercambiables además de un módulo mecánico de alta relojería.

La firma relojera suiza de lujo TAG Heuer ha presentado la segunda generación de su reloj interconectado junto con sus socios Intel y Google, dando un paso hacia el futuro al ampliar los límites en lo relativo a la combinación de relojería tradicional y última tecnología.

Con un original concepto, nuevo en el sector de los relojes de este segmento, el TAG Heuer Connected Modular 45 puede intercambiarse con un módulo mecánico de alta relojería (con 3 agujas o con cronógrafo con tourbillon certificado por el COSC), que ofrece una amplia selección de materiales, colores y combinaciones: el concepto de modularidad también se aplica a las asas, a la correa y a la hebilla. Es nada menos que un reloj de lujo que puede personalizarse completamente para adaptarse al estado de ánimo y perfil de cada persona.

Esta pieza es un auténtico reloj suizo desarrollado en colaboración con Intel: hermético para sumergirse hasta 50 metros, cuenta con GPS, un sensor NFC para realizar pagos, una impresionante pantalla AMOLED de alta definición y una amplia selección de esferas TAG Heuer que pueden personalizarse sin restricciones.

PUBLICIDAD

Google ha expresado su entusiasmo por trabajar con TAG Heuer de nuevo, al crear la segunda generación del reloj Connected -siendo el desarrollador de la plataforma Android Wear 2.0 y de la nueva aplicación, Companion-, ambas tecnologías trabajan para mejorar la experiencia de software para el usuario conectándolo con las personas y la información que más le importan.

“El Connected Modular 45 se trata de un reloj suizo que encarna los códigos del lujo del mañana y que no sólo le permite conectarse con el futuro, sino también con la eternidad gracias a su diseño modular sencillo e inteligente. Este reloj innovador, único y reconocible, se encuentra a la vanguardia de las últimas tecnologías disponibles en Silicon Valley, siendo, al mismo tiempo, un auténtico reloj suizo que cuenta con la etiqueta Swiss Made”, menciona Jean-Claude Biver, CEO de TAG Heuer y presidente de la sección de relojería de LVMH.

Fiel a su espíritu y esencia

Al fabricar este reloj, no se puso en riesgo el diseño. Únicamente se han utilizado materiales de excelente calidad, como el titanio, la cerámica o el oro rosa, y se ha prestado suma atención a los detalles.

El TAG Heuer Connected Modular 45 ha sido diseñado y desarrollado siguiendo la más pura tradición relojera suiza. Se trata de un reloj que goza de una experiencia, una tradición y una herencia suizas de más de 150 años como las que se ha labrado TAG Heuer, una manufactura de relojería con sede en La Chaux-de-Fonds, cuna de la relojería suiza (y lugar catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO).

Durante más de 150 años, TAG Heuer ha diseñado y fabricado relojes elegantes y deportivos en ese enigmático sitio, incluidos algunos de los cronógrafos más precisos que ha fabricado la industria relojera suiza.

¿Qué sucede si el teléfono está apagado? No pasa nada. El reloj seguirá calculando, mostrando e intercambiando información mientras tenga conexión Wi-Fi y, por tanto, seguirá conectado a la nube. Por supuesto, las aplicaciones instaladas en el reloj (música, contador, alarma, podómetro, etc.) siguen estando activas incluso cuando no hay ninguna conexión disponible.

Gracias a la última actualización de Android Wear 2.0, los usuarios de iPhone ahora pueden beneficiarse de un entorno mejorado y del prácticamente infinito universo de plataformas con aplicaciones disponibles para ser descargadas directamente en ese reloj.

El reloj puede sincronizarse fácilmente con un teléfono móvil que funcione con Android 4.3+ o iOS 9+. Se recarga mediante un cargador inalámbrico. Simplemente hay que colocar el reloj encima del cargador para cargarlo.

Con una memoria de 4 GB y una pila de litio de última generación que proporciona más de un día completo de marcha, el TAG Heuer Connected cuenta con un pequeño micrófono hermético que permite al usuario comunicarse con él usando Google Assistant y con una pantalla táctil de cristal de zafiro en las 3 h que puede usarse junto con la corona.

56 versiones distintas, esto es modularidad

Por encima de todo, el reloj conectado es un modelo Carrera. Con un elegante diámetro de 45 mm, el diseño del TAG Heuer Connected Modular es, ante todo, el de un reloj auténtico en el que las asas, la correa, la hebilla y, sobre todo, la caja, su módulo central, son elementos intercambiables.

Realizado en satén o titanio de grado 5 pulido o chapado con oro rosa 5N de 18 K o de cerámica negra, con o sin diamantes; después de escoger un reloj de entre las 56 versiones distintas disponibles desde su presentación (en las boutiques se ofrece de forma sistemática una selección de 11 modelos estándares, además de otros 45 previa solicitud), puede personalizarse todo el exterior del reloj.

Esta personalización permitirá multitud de combinaciones en cuestión de materiales y colores. A la hora de elegir la pulsera o la correa, existen hasta 18 referencias de caucho, piel natural o piel gris antracita, titanio o cerámica.

Galería de imágenes:

 

Siguientes artículos

¿El ciberespacio es el escenario bélico del Siglo XXI?
Por

El ciberespacio se ha convertido en un nuevo teatro bélico. Para que Internet continúe siendo un espacio abierto y libre...