y poco a poco la fui abandonando. Afortunadamente