Por Moisés Pérez* y Carlos Zegarra**

El talento desea utilizar la tecnología en sus organizaciones y reconoce su potencial para mejorar la calidad de su trabajo, así lo revela nuestro reporte Tecnología en el trabajo: empodera, satisface y conecta.

De acuerdo con este reporte, que se basa en los resultados de la encuesta global [email protected], en la que participaron 12,000 personas de ocho países, entre ellos México, los empleados mexicanos son los que más tiempo están dispuestos a invertir para capacitarse en el uso de la tecnología, con un tiempo promedio de 30 horas al mes, mientras que la media global fue de 15 horas.

A pesar de lo anterior, la encuesta también muestra que las empresas no están eligiendo las herramientas tecnológicas con base en las necesidades de sus empleados. Las respuestas a nivel global reflejan que mientras 90% de la C-Suite considera que pone atención en las necesidades de su capital humano cuando introduce nuevas herramientas, solo 53% del staff lo percibe así.

PUBLICIDAD

Promover una comunicación clara y transparente con los colaboradores es una de las formas con las que se podría reducir esta brecha, pues es necesario tener en mente que su reacción y actitud frente a los cambios definitivamente afectará el negocio.

El mito de la pérdida de empleos

Mucho se ha hablado acerca de la posible pérdida de empleos debido a los avances tecnológicos. Si bien es cierto que muchas actividades se automatizarán, la realidad es que se crearán nuevos puestos y funciones para roles que antes no existían.

Según el documento Technology and Future of Work, del Fondo Monetario Internacional, históricamente las preocupaciones por el “desempleo tecnológico” son infundadas. Si bien hay una tendencia hacia la reducción de las horas laborales, no hay evidencia de un efecto negativo permanente de las nuevas tecnologías en la demanda general de empleos.

De hecho, el talento mexicano no ve a la tecnología como enemigo, sino como aliado. Nuestro reporte muestra que nueve de cada 10 empleados está dispuesto a usar una aplicación si le facilita la vida y 88% considera que la tecnología trabaja a su favor y lo apoya en sus labores

Consideramos que, en vez de hablar de pérdida de empleos, debemos referirnos a la migración del valor del trabajo. Esto implica que las empresas que lideren estos cambios serán aquellas que, primero, reconozcan que la fuerza laboral desea digitalizar tareas rutinarias que les permita liberar tiempo para tareas de mayor valor, y segundo, que no olviden que la interacción personal y el toque humano siguen siendo importantes.

Capacitación para el futuro

Como ya lo comentamos, el talento mexicano está dispuesto a invertir más horas en capacitación en herramientas tecnológicas que el de otros países. Saber explotar esta conducta ayudará a satisfacer la demanda de trabajadores del día de mañana.

El Foro Económico Mundial estima que para 2022, más de la mitad de los empleados (54%) necesitará una capacitación significativa y más de un tercio de ellos (35%) requerirá de un entrenamiento de por lo menos seis meses.

A nivel global, solo 50% del personal y 64% de los supervisores están satisfechos con los medios con los que cuentan para aprender a utilizar las nuevas tecnologías, lo cual presenta una gran oportunidad para que los líderes abran nuevos canales de aprendizaje y desarrollo.

Los medios móviles y novedosos para capacitarse, como e-learning, aplicaciones y herramientas on-demand, que les permita tener un mayor control sobre el avance del entrenamiento, se constituyen como los favoritos de los empleados.

Talento y tecnología, alineados para un mismo objetivo

La forma en que trabajamos actualmente está ante una profunda transformación y el fenómeno de la automatización ha generado numerosos cuestionamientos, como: ¿hasta qué punto las máquinas podrían reemplazar el talento humano?

Si bien es imposible separar la tecnología de la experiencia laboral, es fundamental descubrir qué motiva a las empresas y a las personas a elegir, adoptar e implementar las herramientas más adecuadas para realizar sus funciones.

Comprender cómo se relacionan las personas con la tecnología ayudará no sólo a elegir mejor las herramientas que se implementarán en la organización, sino que permitirá que ambos recursos se alineen a la estrategia de la empresa. Lo anterior, se sabe, es una fórmula exitosa para los negocios.

*Socio líder de Workforce of the Future, PwC México. *Socio líder de Management Consulting, PwC México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Hiper-relevancia, vital en la era de la disrupción
Por

Para impulsar un crecimiento sostenible, antes las empresas debían basar sus estrategias en fomentar la lealtad del cons...