Cuando tienes dinero en la mano, ya sea porque te llegó la quincena, el reparto de utilidades o el bono de fin de año, ¿qué porcentaje destinas a tu horizonte financiero? Y ya que andamos en esas, ¿qué tan lejano es?

Si eres como la mayoría de los mexicanos, probablemente planificas cómo gastarás tu dinero, pero ¿a cuánto tiempo? Según una encuesta del Banco Mundial realizada en 2013, el 43% de las personas en México planea sus gastos de una semana o menos, mientras que para el 27% su “horizonte financiero” es de entre una semana y un mes. Es decir que organizan su presupuesto sólo para los próximos días.

De acuerdo con el Banco Mundial, esto tiene que ver, en gran parte, con lo que gana la mayoría, pero no es el único factor, pues, en general, en todos los niveles socioeconómicos falta cultura financiera.

Pero dejemos de lado las cifras y pasemos a lo práctico. ¿Qué tan lejano está tu horizonte financiero? Si no planeas ni siquiera para el mes siguiente, ¿se debe a que tu sueldo es insuficiente o a que ni siquiera te lo has planteado?

PUBLICIDAD

La realidad es que tu horizonte financiero puede –y debe– tener varias distancias. Incluso puedes elegir una según tus ingresos o, bien, tomarlos como “pasos”. Al final, la idea es que tengas las dos claves del éxito financiero: claridad en tus finanzas (léase presupuesto) y metas, para lo cual no importa el tamaño.

A un día. Si tu horizonte financiero es de un día, haz el famoso “truco” de revisar cuáles son tus gastos hormiga y evítalos cada día. Pregúntate: ¿en qué puedo dejar de gastar o qué puedo ahorrar en un día?

A una semana. Si planeas tus gastos para los próximos 7 días, haz lo mismo que si lo hicieras para un día: recorta lo innecesario. Aquí ya puedes ahorrar primero y gastar después, aunque sea un poco.

A un mes. A un mes ya puedes plantear una meta de ahorro. No importa que sea pequeña; puedes empezar con algo muy sencillo como guardar 10 pesos al día. (Ese gasto hormiga que ya detectaste.)

A un año. Doce meses es un buen tiempo para ponerte un objetivo de ahorro específico, como un viaje o algún curso. Por ejemplo, si lograste ahorrar los 10 pesos al día de tu gasto hormiga diario significa que ahorraste unos 300 al mes y, por tanto, en un año tienes 3,600. Nada mal para una escapada de fin de semana.

Y así sucesivamente hasta tu retiro. Paso a paso podrás llegar a ese muy necesario momento de empezar a planear para tu jubilación, algo que sólo hace el 30% de los mexicanos menores de 60 años.

Crecer tu horizonte financiero es más fácil de lo que crees, y la mejor forma para lograrlo es preguntándole a tu futuro qué necesita.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Página web: ComparaGuru.com

Blog: ComparaGuru.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Conviene ‘brincar’ de trabajo en trabajo?
Por

La respuesta a esto no es absoluta, así que no voy a sugerirte que te cambies de trabajo o que te quedes en tu empresa....