Al continuar esta práctica por parte del agente preponderante (América Móvil), las otras regulaciones impuestas serían menos efectivas para aumentar la competencia y bajar los precios.

 

Pese a que la iniciativa de leyes secundarias de la reforma en telecomunicaciones y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) fijarán varias obligaciones a América Móvil, declarado agente preponderante, las tarifas discriminatorias en llamadas de una compañía  a otra se ‘salvaron’ de ser reguladas.

Las tarifas de las llamadas que se originan en una red y terminan en otra (off-net), que suelen ser más altas que las que se hacen dentro de la misma red (on-net) suelen ser más caras, lo que puede desincentivar la competencia entre otras compañías y mantiene el ‘efecto club’, con el que mantiene y atrae más clientes a través de cobros diferenciados.

PUBLICIDAD

El IFT considera que regular las tarifas off net podría distorsionar el mercado, por lo que prefirió concentrar sus obligaciones en servicios intermedios, pero en otros países con menor concentración de mercado que México, como Colombia y Chile, se están regulando estas tarifas.

Al continuar esta práctica por parte del agente preponderante (América Móvil), las otras regulaciones impuestas serán menos efectivas, advierte Gerardo Soria, presidente del Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones (IDET).

 

La ley no toca al ‘club’

El pasado 7 de marzo, el Instituto Federal de las Telecomunicaciones (IFT) publicó sus resoluciones en las que declaraba preponderantes a Televisa y América Móvil, controladora de Telcel, e imponía una regulación asimétrica para estas compañías para fomentar la competencia en el sector.

Dentro de las obligaciones que se impone a la compañía de Carlos Slim, están la eliminación del cobro de roaming nacional, informar a sus clientes de prepago el precio del minuto y de mensajes de texto cada vez que hagan una recarga, la eliminación de rentas de servicios condicionadas a otras, la obligación de compartir su red con otras compañías, entre otras.

Pero las tarifas más altas de una compañía a otra (off net) seguirán, porque no se contemplaron dentro de las regulaciones que dicta el IFT ni se prohíben expresamente en la iniciativa de leyes secundarias.

“Es muy relevante. Yo creo que si no es el tema más importante que debió haberse atendido, sí está entre los cinco y no se hizo”, considera Gerardo Soria, presidente del IDET.

Grupo Televisa mostró en un comunicado publicado el 25 de marzo su “gran preocupación” debido a que la iniciativa de leyes secundarias no prohíben expresamente a América Móvil la “discriminación de tarifas en función del destino de la llamada, por lo que se mantiene el denominado efecto club”.

 

Inhibe competencia

El presidente del IFT, Gabriel Contreras, defendió el pasado 13 de marzo la decisión del organismo de no regular las tarifas on-net /off-net, pues se corre el riesgo de distorsionar el mercado, por lo que se optó por regular tarifas intermedias y no al usuario final.

Los cobros diferenciados por llamar desde el celular de una compañía a otra son exclusivos de México, pero si la empresa domina la mayor parte del mercado puede inhibir la competencia y aumentar los costos para los usuarios.

“Cuando el mercado final es competitivo, los operadores tienen incentivos para transferir  a sus suscriptores esas rentas mediante subsidios y descuentos que hagan más atractiva cada red, por ello el precio agregado que paga el usuario no es alto. Por otra parte, cuando no es competitivo, los operadores se quedan con esas rentas y el usuario paga precios excesivos”, indica la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en un estudio hecho junto con la extinta Comisión Federal de Competencia (CFC) sobre el sector de telecomunicaciones en México en 2009.

“No está mal querer cobrar a precios bajos, pero no sólo a su red. El problema es que Telcel discrimina en precio dependiendo del destino de la llamada”, dice Gerardo Soria, del IDET.

 

Otros países ya regulan las tarifas

El especialista indica que esta práctica de discriminar por precios entre la red propia y la de terceros ya estaba prohibida desde 1997 por la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), pero en la práctica nunca se eliminó.

Un estudio elaborado en 2010 por el EAGDE Business School del Tecnológico de Monterrey  para una consulta pública de la Cofetel indica que si bien hay justificantes para que una compañía cobre más porque la llamada termine en otra red, cuando no hay condiciones de competencia es recomendable la regulación de cargos.

En Colombia, a finales de 2012, la Comisión de Regulación de Comunicaciones impuso una serie de obligaciones a Claro, de Carlos Slim. Entre esas estaba la regulación de tarifas on-net, off-net. Claro tiene una participación del 57.1% en el mercado de telefonía móvil, según datos del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones de aquel país.

En Chile, el Tribunal de Libre Competencia  dictaminó en marzo de 2013 la creación de un sistema de tarifas on-net, off-net. Las compañías con mayor participación de mercado son Movistar, con 37%; y Claro, con 24%, según la Subsecretaría de Comunicaciones de ese país.

Al cierre Telcel tiene un 70.3% del mercado en México, según datos de la Competitive Intelligence Unit (CIU).

Aunque se dictaron varias obligaciones para América Móvil, la continuación de los cobros excluyentes podrían reducir el efecto de las otras medidas, advierte Gerardo Soria.

“Telcel tiene 70% de dominancia. En la práctica esto significa que 7 de cada 10 llamadas van a su red”.

 

Siguientes artículos

El seguro de desempleo: ¿efectos positivos o negativos?
Por

En días pasados se aprobó un seguro de desempleo para nuestro país. ¿Qué efecto tendrá en nuestra economía?  ...