La Oficina Federal de Estadísticas dijo que la desocupación laboral en la mayor economía europea, cayó a un nivel del 6.5%, a una cifra ajustada de 2.8 millones de personas.

 

 

Reuters

PUBLICIDAD

 

La tasa de desempleo en Alemania cayó a un mínimo histórico del 6.5% en diciembre, mientras que en Italia alcanzó un nuevo récord de 13.4%, destacando las vastas diferencias en la atribulada economía de la zona euro.

La tasa de desempleo alemán bajó desde el 6.6% de noviembre a su menor nivel desde la reunificación alemana en 1990 y se esperaba que se mantuviera estable.

En Italia, por otro lado, el desempleo en noviembre alcanzó su nivel más alto desde que la oficina de estadísticas comenzó a reportar los datos en 1977, reflejando el impacto de la tercera recesión que afectó el país desde el 2008.

La baja tasa de desempleo también hace de Alemania la envidia de Portugal, donde el nivel de desocupación subió a 13.9% en noviembre, y Grecia y España, donde alrededor de una cuarta parte de la población sigue sin empleo.

El número de desempleados en Alemania bajó en 27,000 personas en datos ajustados por la temporalidad hasta una cifra de 2.8 millones.

Es una caída mayor de lo que pronosticaba el consenso en una encuesta de Reuters, que apuntaba a un descenso de 6,000 personas, y superó ampliamente incluso la previsión más optimista que apuntaba a una caída de 15,000 individuos.

“El mercado laboral alemán es robusto y debería contribuir a un clima positivo para el consumidor (…) y un sólido crecimiento del consumo privado este año”, dijo Heinrich Bayer, economista de Postbank.

Pero Bayer dijo que es improbable que el desempleo siga cayendo tan rápido.

“La débil economía en el invierno boreal y el hecho de que el primer trimestre probablemente no será especialmente bueno tampoco, deberían desacelerar los declives en el desempleo (…)”, agregó.

El Gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, introdujo el primer salario mínimo a nivel nacional de 8.50 euros la hora el 1 de enero. Economistas están divididos sobre si esto afectará los empleos o impulsará el consumo.

La tasa de empleo alcanza niveles récord en Alemania y los salarios están subiendo al tiempo que la inflación alcanza un mínimo de cinco años. Todo eso está ayudando a impulsar la demanda local en momentos en que la inversión y las exportaciones son débiles.

El consumo privado impulsó el consumo en el tercer trimestre, cuando la economía alemana evitó por poco caer en una recesión luego de contraerse en el periodo de abril a junio.

El miércoles, datos mostraron que las ventas minoristas subieron 1.0% en noviembre respecto al mes anterior, mientras que la Oficina Federal de Estadísticas dijo que probablemente habrían crecido 1.1% a 1.3% el año pasado en términos reales.

 

 

Siguientes artículos

Ataque a semanario francés deja 12 muertos
Por

El semanario Charlie Hebdo es conocido por sus referencias satíricas contra líderes religiosos y políticos y ha publicad...