El economista dijo que las tasas de interés bajas favorecen a cierto segmento de la población, lo que genera un aumento en la proporción de ingresos de la riqueza y la desigualdad.

Las tasas de interés en Estados Unidos, fijadas en mínimos históricos desde 2008, han aumentado la desigualdad en vez de beneficiar el crecimiento económico, asegura en un estudio Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía 2001.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos descartó subir las tasas en junio, como inicialmente se había contemplado, debido a que un avance de la inflación era contrarrestado por un débil mercado laboral y a la ausencia de señales contundentes sobre una recuperación económica.

PUBLICIDAD

“Contrariamente lo que se creía en el siglo XIX, cuando las tasas de interés más bajas favorecieron a los deudores más que a los acreedores y, por lo tanto, al aumento de la igualdad, se muestra que las tasas de interés más bajas pueden aumentar realmente la desigualdad”, detalla Stiglitz en un documento publicado en The National Bureau of Economic Research (NBER).

El economista explica en el artículo una serie de modelos que, en sus palabras, podrían ayudar a entender el aumento tanto de la proporción de ingresos de riqueza, como la desigualdad.

El Nobel de Economía expone en su modelo sobre el aumento de la riqueza y la desigualdad que una disminución en las tasas de interés beneficia a los tenedores de patrimonio neto o “los capitalistas”, pues “una disminución de los requisitos de garantía o de adecuación de capital de los bancos no se traduce en un aumento en la eficiencia general de la economía, pero sí conduce a más desigualdad.”

Este jueves, el Fondo Monetario Internacional (FMI), en su evaluación anual de la economía, dijo que la Fed debería demorar el alza de tasas de interés hasta la primera mitad de 2016, cuando existan señales de mejoría en los salarios y la inflación.

“Con base en las previsiones macroeconómicas de la misión y, salvo sorpresas al alza para el crecimiento y la inflación, esto pondría el despegue de tasas hasta el primer semestre de 2016″, detalló el reporte.

En mayo, durante su visita a México en el marco de la 25 Convención de Aseguradores de México, el profesor dijo que la economía de Estados Unidos no estaba preparada para el retiro de estímulos, pero esto ya representaba una preocupación para los mercados.

“Hay mucha preocupación sobre cuándo se dará el aumento de tasas, la respuesta sigue siendo la misma: la economía es la que determinará cuándo subir la tasa de interés. Pero sabemos que ocurrirá en algún punto. El incremento debe ser lento y no deberá generar una salida de capitales considerable de México,  incluso el país podría tener condiciones más competitivas.”

 

Siguientes artículos

Los 10 países que más compran por Internet
Por

La firma de investigación digital, GlobalWebIndex, realizó un estudio sobre comercio electrónico (e-commerce) a nivel gl...