Desafortunadamente existen muchos mexicanos que no tienen seguro de gastos médicos. Algunos afortunados trabajan en empresas que lo otorgan como una prestación, y otros (muy pocos) lo pagan por su cuenta, pero la mayoría no lo tendrá a partir del día en que se jubilen, que es cuando más lo van a necesitar.

Puedes pasar toda tu vida laboral cubierto por el seguro que da la organización (si es tu caso), puedes incluso contratar una cobertura adicional y hasta tener ventajas fiscales, pero el día que te jubiles todo cambiará: en México prácticamente no existen compañías que mantengan el seguro de gastos médicos para sus jubilados.

Hay muchas personas que ya llegaron a edades de jubilación y no quieren hacerlo porque saben que perderán esta prestación. Algunas ni siquiera lo han pensado, aunque ya estén cerca de su retiro. La verdad, es un tema de suma importancia.

Las aseguradoras en el país han comenzado a generar productos que permiten a una persona continuar protegida durante su periodo jubilatorio, pero los precios de estos seguros no son fáciles de pagar por la mayoría.

PUBLICIDAD

Entonces, casi todos aquellos que no puedan pagar el seguro por su cuenta terminarán dependiendo de los servicios médicos públicos.

Ahora reflexionemos: las personas que más gastan en temas médicos son las que alcanzan edad avanzada, que hoy representan apenas un 10% de la población. Dentro de 20 años, ese número se duplicará. ¿Entonces habrá el doble de enfermos? Muy probablemente. ¿Entonces en los servicios públicos las citas médicas tardarán el doble de tiempo? ¡Quizás así será! Si hoy tienes que esperar varias semanas para una cita y varios meses para una cirugía, ¿cuánto tendrás que esperar en ese entonces? ¿Y las medicinas se agotarán dos veces más rápido? ¡Puede ser!

Si hoy tienes menos de 45 años de edad, quizás esto aún no te interese mucho, pero ¿sabes quiénes van a estar jubilados dentro de 20-25 años? Quizá tú formes parte de ese grupo o para ese entonces ya estés cerca. ¡El tema te interesa!

Posiblemente pienses que 20 años es mucho tiempo y que en realidad falta tanto que ya en su momento te preocuparás. Déjame preguntarte algo: ¿recuerdas al presidente Bill Clinton? Él fue reelegido hace 20 años. El escándalo Lewinsky ocurrió hace 18 años. Si estos nombres te suenan, te darás cuenta de que 20 años en realidad no son muchos cuando los miras hacia atrás. Y la realidad es que miden lo mismo hacia el pasado que hacia el futuro. ¡No son tantos!

Algún día todos estaremos jubilados. La mala noticia es que no sólo se requerirán fuertes cantidades de dinero para vivir; si quieres solventar tus gastos médicos a la jubilación sin depender del sistema público, también necesitarás muy buenos ahorros.

¿Cómo lo resolvemos? Te podría decir que te fijes la meta de acumular 3 millones de pesos para el día que te jubiles, para que puedas pagar tus gastos médicos (ésa es la cantidad que estadísticamente necesitará una persona promedio). También te podría decir que ahorres 7,500 pesos mensuales en una buena inversión durante los próximos 20 años para lograr el objetivo. Incluso te podría decir que ahorres lo más que puedas y vayas investigando opciones de pólizas con altos deducibles para que la prima sea más barata. Pero no, no te voy a decir nada de eso porque podría sonar imposible y hasta ridículo para muchas personas.

¿Sabes en realidad cuál es la mejor inversión que puedes hacer desde hoy y que te rendirá mejor que todas las que mencioné? ¡Cuidarte! Cuidar tu salud, tu alimentación y tus niveles de estrés. Ése es el mejor negocio, y estoy hablando en términos financieros.

La buena noticia es que la oferta de salud hoy está por todos lados, pero no es suficiente. México no es precisamente un país sano: tenemos serios problemas de obesidad adulta e infantil, somos de los principales consumidores de refrescos, nuestra alimentación típica es rica en grasas y azúcares, el consumo de frituras, alcohol y carbohidratos es elevado. ¿La consecuencia? Las personas llegan a su jubilación con arterias tapadas, altos niveles de azúcar y problemas médicos que son muy caros de atender y mantener.

¡Cuídate! Trata bien a tu cuerpo. ¡Modérate! No son consejos de salud; ahora ésos son los mejores consejos financieros.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ana Lilia Pérez desvela las historias secretas de los militares
Por

Cada año, más de 450 militares son hospitalizados por enfermedades mentales, cita la escritora en ‘Verdugo’, libro en qu...