Los nuevos bancos son la oportunidad de una mayor competencia en el sistema financiero. La batalla parecía un escenario complejo ante los gigantes con cientos de sucursales y cajeros automáticos, sin embargo, hay una generación clave para la economía que podría optar por una banca que no necesita nada de eso.

 

 

En México hay más de 20 millones de personas entre los 15 y 24 años de edad, esto quiere decir que uno de cada cinco potenciales usuarios de servicios financieros pertenecen a la generación Y, los millennials, que según datos de SAP representarán 50% del consumo a nivel global en 2018, y son una figura clave para los bancos en el país.

Para los bancos pequeños ésta es una buena noticia: los millennials ya no quieren sucursales y filas, quieren plataformas móviles y dinero virtual.

“Hay que considerar que los millennials, la generación que busca nueva tecnología para transacciones, será un foco clave para la banca en los próximos cinco a 10 años. Esta inversión no luce tan rentable para algunos bancos, sobre todo para los grandes, sin embargo, para los bancos que van empezando, la tecnología puede ser un foco importante en la estrategia pues como no tienen que invertir en mantener canales físicos, pueden hacer una mayor apuesta a la banca virtual o banca móvil”, dice Rony García, director de Auditoría del sistema Financiero de Deloitte México.

PUBLICIDAD



Banca móvil vs. Sucursales

 Para muchas personas es difícil pensar en la posibilidad de no asistir a la sucursal bancaria, sin embargo, un estudio realizado por Manhattan Consulting Gruop afirma que sólo uno de cada cuatro usuarios de la banca en México se dice satisfecho por los servicios y atención que recibe por parte de su banco.

“Hay esfuerzos y prudencia para experimentar y evaluar proyectos de banca móvil piloto, muy controlados, con elementos básicos. Hay quienes todavía no se lo plantean porque no sienten que haya un volumen de población suficiente que los use. Los bancos poco a poco van a darse cuenta de que hay un mercado que necesita estos servicios porque la banca móvil es su primer medio de transacción, a estos usuarios no hay que migrarlos , ellos conocen la banca a través de este modelo, porque es la primera forma de hacer banca”, explica Gonzalo Núñez, especialista del tecnología para el sector financiero se PWC.



Ventajas de los pequeños

Mientras un banco con cientos de sucursales debe canalizar la inversión en tecnología en el gasto operativo para mantener y renovar sistemas, cajeros automáticos y seguridad, un banco pequeño puede canalizar una mayor inversión al desarrollo de plataformas nuevas de atención.

Datos de PWC arrojan que entre el 4 y 7% del total de los ingresos de los bancos se invierte en tecnología, sin embargo, apenas el 30% de la inversión se canaliza a nuevas plataformas y desarrollo, una cifra conservadora si se considera que en Asia, el 70% de la inversión de los bancos en tecnología se canaliza a nuevas tendencias.

“Para los bancos que están en proceso de crecimiento, expansión o inicio, hay una estructura muy atractiva en términos de costos, los canales móviles resultan más redituables, sobre todo cuando se dirigen a públicos específicos”, dice Nuñez.



Atención al cliente, el principal reto

Francisco Meré, director general de Bankaool, afirma que como institución joven han atendido este mensaje, su plataforma de calificación de crédito en línea para  Pymes busca ser el elemento clave en su estrategia de crecimiento.

“Estamos conscientes de que hay una generación de emprendedores que no gustan de ir al banco, que están trabajando y no tienen tiempo de tomar un turno y esperar en una sucursal. También sabemos que hay una gran área de oportunidad en la atención, lo más importante para la banca es generar una experiencia confortable en el cliente, ahí es donde está la parte más difícil del trabajo”, afirma.



Las tendencias

Todo indica que la banca móvil avanzará a paso lento en México, sin embargo, hay algunas tendencias que estarán en el radar de inversión de los bancos, según afirma PWC.

1. Regulación a la vanguardia:  La regulación financiera seguía los pasos de los cambios que había en el sistema financiero, ahora cada vez más, los mecanismos de regulación buscan ir a la par del desarrollo del sistema financiero, es de esperarse que haya una regulación financiera que acote los riesgos en los nuevos mecanismos.

2. Preferencias de los clientes. Los bancos cada vez invierten más a la interacción y medición de datos que permitan determinar sus deficiencias en la experiencia del consumidor. El big data y la atención en redes sociales serán cruciales.

3. Adiós a los sitios web hostiles. Los bancos no sólo deberán tener páginas web amigables, también deberán apps cada vez más sofisticadas.

4. Hola a las transacciones en redes sociales. Los usuarios de redes sociales demandan cada vez más mecanismos de interacción financiera, los pagos a través de Facebook podrían ser una realidades para muchos bancos en el corto plazo.

 

Siguientes artículos

Finanzas sanas y en regla, el reto de los estados para 2015
Por

No hay plazo que no se cumpla y a los 2,457 presidentes municipales de México se les acerca su hora. En 2015 deberán ten...