Tengo la impresión de que muchas empresas y agencias de relaciones públicas no han aprovechado las ventajas de la tecnología.

 

 

Siempre he pensado que la información que se envía a los medios de comunicación debe ser presentada acorde a las características de cada uno. Despachar el mismo boletín a medios impresos, radio, televisión, portales y agencias limita las posibilidades de difusión, excepto que se trate de un tema de verdadero interés nacional.

PUBLICIDAD

Así como el texto impreso y las fotografías son fundamentales para diarios y revistas, el sonido lo es para las radiodifusoras, la imagen en movimiento para las televisoras, y un poco de todo ello, más infografías, lo son para los portales en internet. Enviar sólo un boletín no garantiza la amplia difusión esperada en todas las opciones de medios.

En la década de los ochenta, antes de que se generalizara el uso de las computadoras personales y la world wide web, la única manera de dar a medios radiofónicos algo más que un boletín de prensa era transmitirles vía telefónica un segmento de grabación con la declaración más noticiosa referida en el comunicado. Así lo hacían los reporteros, pero eran pocas las oficinas de comunicación que ofrecían el servicio a quienes no habían podido cubrir la información en el momento en que ocurría. Recibir el audio, aun con deficiencias, era un salvavidas para muchos reporteros, y para la empresa emisora representaba la posibilidad de una mayor difusión de su noticia.

La comunicación ha evolucionado. Lo que hace 40 años era difícil de lograr, hoy lo pueden hacer niños y niñas de diez años o menos. Actualmente, los pequeños con un iPod o una tableta hacen sus propias producciones de video o de audio, con historias creadas por ellos o con acontecimientos que les parecen interesantes, y se comunican con sus amigos a través de esos mismos dispositivos sin depender de la telefonía, ni siquiera la móvil.

Los niños son capaces de aprovechar las aplicaciones electrónicas para la administración de imágenes y sonidos, y comparten sus logros con sus padres, abuelos y amigos con la mayor facilidad, pero tengo la impresión de que muchas empresas y agencias de relaciones públicas no han aprovechado las ventajas de la evolución tecnológica y continúan difundiendo información a través de comunicados de prensa y fotografías.

Al parecer, a pesar de que todos estamos conscientes de que los tiempos han cambiado en términos del binomio tecnología-comunicación, no se ha modificado la mentalidad en muchos comunicadores empresariales en el sentido de que las corporaciones de hoy deben pensar en algo más que prensa escrita para transmitir su información, y atreverse a emplear los medios en internet de una forma estratégica y no únicamente para enviar un boletín y dos fotos a una base de datos de correo electrónico.

Hoy los niños piensan y hablan un lenguaje diferente (links, redes, user, password, hacker, etcétera) y capitalizan las aplicaciones de comunicación a su alcance (Instagram, Twitter, Facebook…); la mayoría de los corporativos y agencias de relaciones públicas piensan y hablan de las aplicaciones, pero les falta mucho para capitalizar su empleo.

 

La nueva dinámica en boletines de prensa

Recientemente se ha puesto de moda en varios países el Social Media Press Release (boletines de prensa en medios sociales) como una forma alternativa de comunicar novedades estratégicas o lanzamientos de productos. Lo que hace esta herramienta es poner en funcionamiento el sentido común: Se trata de un boletín tradicional, pero, aprovechando las ventajas de la tecnología, es enriquecido con información adicional de calidad, y remite a otros referentes en internet que permiten obtener imágenes en alta resolución, videos y audios con calidad broadcast y entrar a otros enlaces que complementan la información fundamental del comunicado.

El diseño de estos comunicados son del tipo de un blog o una página web, y su redacción puede ser a la manera tradicional de los boletines de prensa o, lo que es mejor, destacando en el diseño elementos aislados del contenido como: datos financieros, estadísticas y proyecciones, citas de los directivos y otros datos que merezcan resaltarse. De esta forma, los interesados en la información pueden remitirse directamente a lo que más les interesa, de una forma inmediata.

Estos boletines buscan incrementar el grado de interés del periodista o de cualquier destinatario (públicos relacionados como: accionistas, clientes, proveedores o familiares de empleados, entre otros), brindado, especialmente a los medios de comunicación, elementos que les permitan enriquecer su historia respecto a la empresa en cuestión.

Para motivar la visita al sitio del boletín en medios sociales, los periodistas y todos aquellos a quienes le interesa a la empresa que estén informados, reciben una notificación vía correo electrónico o por mensaje de texto, además de que se hace el esfuerzo de comunicación a través de las propias redes sociales, los blogs de los directivos de las empresas y de sus ejecutivos de relaciones públicas, y por los canales corporativos en línea de que se disponga.

Algunas de las instituciones que ya operan este tipo de boletines mantienen un historial de todos los que van emitiendo para posibilitar su consulta continua, y así en cualquier momento se puede tener un historial documentado de un producto o un servicio determinado con referentes externos gracias a las ligas con que son enriquecidos. Ejemplos recientes de este tipo de boletines se pueden apreciar en las siguientes ligas:

HSBC
Bohemia Interactive Simulations
Air-Control
Atama

En resumen: Los boletines de prensa se siguen redactando pensando en los medios impresos, sin considerar que en el mundo web es posible transmitir información en un formato amigable y atractivo para gran variedad de interesados, además de posibilitar el acceso a información adicional e imágenes y videos que hablan de la empresa en cuestión. Resaltar en el boletín en medios sociales los aspectos más relevantes facilita el trabajo de los periodistas y posibilita una mejor difusión de los mensajes corporativos.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @mmaraboto

Blog: CorpMedios

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Google y Apple encubren a delincuentes?
Por

El FBI ha emprendido una campaña en contra de las nuevas funciones de cifrado de datos en teléfonos inteligentes. ¿Debe...