Para contribuir en el esfuerzo mundial por frenar la pandemia del coronavirus la Industria Aeroespacial de Israel (IAI) ha puesto a sus ingenieros y laboratorios, que trabajan normalmente en sistemas de defensa, al servicio de la lucha contra el virus.

La compañía, que crea drones, radares y satélites de comunicación, ha desarrollado en la última semana un prototipo de lámpara de rayos ultravioleta que se está probando en el hospital Shamir, en los alrededores de Tel Aviv.

Sigue la información de Tecnología en nuestra sección especializada

La lámpara sirve para matar virus y bacterias en superficies hospitalarias y está pensada para que los centros médicos puedan esterilizar sus habitaciones rápidamente y atender así a un creciente número de pacientes. En la actualidad la limpieza se lleva a cabo con productos químicos, como lejía y alcohol.

Avi, uno de los ingenieros de IAI impulsores de este prototipo, indicó que el aparato se ideó con ayuda y asesoramiento médico y que el siguiente paso es robotizarlo para que se mueva de manera independiente y haga una sanitación autónoma de los cuartos.

Fuente: Fuente Latina

La lámpara acaba con los virus que están a su alrededor a una distancia de dos metros.

Se sabe que los rayos UV-C pueden matar bacterias y virus, y desde hace décadas se usan para purificación de agua y en laboratorios, lo que es novedoso es su combinación con robots autónomos.

TAMBIÉN LEE: En tiempo real, la pandemia que atemoriza al mundo de los negocios

La radiación rompe la estructura genética de los virus y les impide multiplicarse. 

Si la prueba hospitalaria demuestra lo que sus inventores esperan, podrán crear el sistema en pocas semanas para distribuirlo de inmediato porque, según asegura Avi, “en estos tiempos los permisos regulatorios del Ministerio de Sanidad, que antes tomaban meses o incluso años, se resuelven mucho más rápidamente”.

 

Siguientes artículos

energias limpias
Empresas de energía renovable donan 256 mdp ante crisis por Covid-19
Por

Las múltiples iniciativas y donaciones del sector renovable han beneficiado a 82,000 familias mexicanas.