Enviada/ Santiago de Chile.- Desde llevar agua potable a comunidades de bajos recursos hasta desarrollar una aplicación que permita ayudar a distancia a invidentes son ejemplos de que la tecnología puede ser un aliado de los seres humanos, para impactar de manera positiva en el mundo y hacer la diferencia, coincidieron expertos en el marco del SingularityU Chile Summit.

“Es la responsabilidad de los líderes empresariales poner el ejemplo y encontrar soluciones para tener comunidades mejores”, comentó Laila Pawlak, cofundadora y CEO de SingularityU Nordic.

La experta es autora del modelo The Fundamental 4S: cómo diseñar experiencias extraordinarias del cliente en un mundo exponencial. Este esquema de motivaciones se basa en: ser el mejor, hacerlo mejor, sentirse mejor y mirar mejor.

Para Pawlak, esto implica que las marcas deben respetar los valores y principios de sus clientes, así como apoyar en la mejora de su rendimiento, habilidades competencias y resultados.

“Las tecnologías humanas tienen que rehumanizar, descubrir cómo formar parte de la solución…Se trata siempre de cómo hacemos que otras personas se sientan, sean y se vean mejor”, señaló la experta.

Por su parte, Bárbara Silva, directora de Singularity University Chile y CEO de BeSTinnovation, comentó que uno de los grandes desafíos es crear negocios a largo plazo que generen cambios importantes.

“El desafío es mirar el propósito a largo plazo y cuales serán los modelos de nuevos negocios, que puedan generar un cambio relevante en el desarrollo de productos, servicios y expertos a los clientes”, indicó.

“Todos tenemos la oportunidad de hacer la diferencia. Las empresas deben entrar a la brecha que los gobiernos están dejando y reaccionar”, añadió Will Weisman, director ejecutivo de Singularity University Summits.

 

Siguientes artículos

Pemex
Pemex adquirió túneles sanitizantes aunque Salud no aprueba su uso
Por

Pemex adquirió 55 túneles sanitizantes como parte de sus medidas contra el Covid-19, pero la Secretaría de Salud no los...