Enviada/ Santiago de Chile.- Desde llevar agua potable a comunidades de bajos recursos hasta desarrollar una aplicación que permita ayudar a distancia a invidentes son ejemplos de que la tecnología puede ser un aliado de los seres humanos, para impactar de manera positiva en el mundo y hacer la diferencia, coincidieron expertos en el marco del SingularityU Chile Summit.

“Es la responsabilidad de los líderes empresariales poner el ejemplo y encontrar soluciones para tener comunidades mejores”, comentó Laila Pawlak, cofundadora y CEO de SingularityU Nordic.

La experta es autora del modelo The Fundamental 4S: cómo diseñar experiencias extraordinarias del cliente en un mundo exponencial. Este esquema de motivaciones se basa en: ser el mejor, hacerlo mejor, sentirse mejor y mirar mejor.

Para Pawlak, esto implica que las marcas deben respetar los valores y principios de sus clientes, así como apoyar en la mejora de su rendimiento, habilidades competencias y resultados.

“Las tecnologías humanas tienen que rehumanizar, descubrir cómo formar parte de la solución…Se trata siempre de cómo hacemos que otras personas se sientan, sean y se vean mejor”, señaló la experta.

Por su parte, Bárbara Silva, directora de Singularity University Chile y CEO de BeSTinnovation, comentó que uno de los grandes desafíos es crear negocios a largo plazo que generen cambios importantes.

“El desafío es mirar el propósito a largo plazo y cuales serán los modelos de nuevos negocios, que puedan generar un cambio relevante en el desarrollo de productos, servicios y expertos a los clientes”, indicó.

“Todos tenemos la oportunidad de hacer la diferencia. Las empresas deben entrar a la brecha que los gobiernos están dejando y reaccionar”, añadió Will Weisman, director ejecutivo de Singularity University Summits.

 

Siguientes artículos

Cómo ‘blindar’ tu celular antes de comenzar a usar CoDi
Por

Al ser una plataforma inalámbrica, es relativamente fácil que la información sea interceptada si no cuenta con las medid...