Ted Cruz dejó oficialmente la carrera por la presidencia de los Estados Unidos luego de que Donald Trump ganara las elecciones primarias en Indiana.

“Dimos todo lo que teníamos pero los votantes eligieron otro camino, tenemos un gran optimismo en el futuro de nuestra nación pero suspendemos nuestra campaña”, dijo el precandidato

El fin de la campaña de Cruz representa una posibilidad para que Donald Trump se quede con la candidatura de los Republicanos.

Ted Cruz, quien tiene una carrera como político conservador y senador por el estado de Texas, había tratado de proyectarse como la única alternativa viable en la contienda contra el millonario Trump.

PUBLICIDAD

“Durante todo el año pasado Cruz preveía que al evitar ataques a Trump podía heredar a sus seguidores una vez que Trump cayera. Al parecer fue una apuesta política muy costosa. Los historiadores tendrán debates durante mucho tiempo sobre si el fenómeno Trump podría haberse detenido en la elección primaria”, dijo el reportero de política del New York Times, Gabriel Trip.

Cruz se había posicionado como favorito de los evangélicos; en el pasado, había llamado a que Estados Unidos llevara a cabo bombardeos intensivos contra el grupo Estado Islámico, también se había comprometido a eliminar el Servicio de Impuestos Internos y cuatro organismos del gabinete.

El candidato de Texas enfureció a muchos colegas republicanos cuando dirigió la campaña en el 2013 para un enfrentamiento en el Congreso de Estados Unidos que llevó a un cierre parcial de 16 días del Gobierno federal.

El encuestador republicano Neil Newhouse había señalado previamente que Cruz aún no había demostrado una capacidad para atraer más allá de los votantes más conservadores.

eleccionesEU

 

Siguientes artículos

Heroína mexicana: la ruta de la amapola
Por

Vice News viajó a las plantaciones de amapola en Guerrero, para luego seguir el camino de la heroína, hasta la frontera...