Los  resultados fueron producto de una caída de las ventas en Italia y una divisa más débil en Brasil.

Reuters

MILAN  – Telecom Italia dijo que espera una recuperación gradual de sus utilidades para tras presentar una caída de un 8.4% de su ganancia estructural en el primer trimestre, reflejando un descenso de las ventas en Italia y una divisa más débil en Brasil.

La mayor empresa de telecomunicaciones de Italia presentó unas ganancias consolidadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización -EBITDA- de 2,220 millones de euros (3,000 millones de dólares), en línea con las estimaciones de Thomson Reuters .

Los ingresos bajaron un 11.9% a 5,190 millones de euros, frente a una previsión de consenso de 5,220 millones de euros.

En Italia, que supone más de dos tercios de las ventas totales, el grupo fuertemente endeudado sufrió un descenso del 8.3% en los ingresos debido a los efectos de una guerra de precios de las tarifas móviles y la debilidad en los servicios tradicionales de voz y mensajería.

En Brasil, los ingresos se mantuvieron planos, excluyendo los efectos de las divisas.

Los resultados de Telecom Italia cumplieron las expectativas y confirmaron que esperaba una recuperación gradual en su negocio operativo en Italia, ayudado por medidas de recorte de costes.

“En conjunto, estamos en línea con nuestros planes y objetivos, que ven una aceleración progresiva de nuestra recuperación interanual”, dijo el presidente ejecutivo Marco Patuano en un comunicado.

 

Son los primeros resultados bajo una nueva dirección, que confirmó a Patuano como presidente ejecutivo en abril.

Patuano, que tomó las riendas del exmonopolio estatal en octubre, está deshaciéndose de activos para reducir la deuda e inversiones de fondos con el objetivo de mantener los ingresos y la ganancia neta estable para el 2016.

Desde su llegada, las acciones han subido un 45%, ayudadas por la especulación de una posible consolidación en Brasil, su segundo mayor mercado donde tiene presencia a través del operador inalámbrico TIM Brazil, y por la recuperación en Italia.

La deuda neta ajustada se situó en 27,500 millones de euros, ligeramente por encima del consenso de 27,200 millones de euros.

 

Siguientes artículos

Aprobación de leyes energéticas: el temido laberinto
Por

Los tiempos políticos se acortan y apremian para que se concrete la reforma energética con la aprobación de sus 21 leyes...