José María Álvarez-Pallete, CEO de Telefónica, anunció una reestructuración mayor de la compañía con el objetivo de concentrarse en cuatro mercados –España, Brasil, Reino Unido y Alemania– y agrupar sus negocios en Latinoamérica, los cuales se han convertido en un lastre.

En una carta a los accionistas, el directivo detalló el plan aprobado por el Consejo de Administración de la firma y habló de una “nueva Telefónica” diseñada para continuar a la altura del “desafío que los nuevos tiempos nos plantean”.

Como parte de cinco decisiones estratégicas, la empresa de telecomunicaciones focalizará su atención en los cuatro países ya mencionados, los cuales le aportan el 80% de sus ingresos; ahí priorizará la inversión para la modernización y despliegue de la red, así como para la digitalización de sus servicios.

Llamado como “spin-off operativo”, Telefónica creará una unidad que aglutine sus negocios en Latinoamérica, salvo Brasil; la filial funcionará de manera independiente y será liderada por Alfonso Gómez, actual responsable de la zona norte de la región.

Una vez que esté consolidada la filial, la compañía de origen español buscará nuevos inversionistas y “sinergias” con otros actores del mercado, y no descarta deshacerse de activos.

Lee también: Telefónica usará red inalámbrica de AT&T en México

“Nuestras operaciones en Hispanoamérica eran hasta hace unos años el motor de crecimiento de la compañía. Sin embargo, las condiciones particulares en estos mercados han impactado en la evolución de nuestros negocios, mermando su contribución en los últimos años por distintos motivos (entorno macro y regulatorio, mayor presión competitiva, una escala insuficiente o la volatilidad de las divisas), a pesar de los enormes esfuerzos de los equipos locales, que siempre han mostrado un fuerte compromiso”, apuntó Álvarez-Pallete en su carta.

“Esta situación nos ha llevado a adoptar un nuevo modelo para estas operaciones, que pasan a gestionarse como una unidad autónoma con un equipo dedicado. Con este paso, ponemos en marcha la revisión de nuestro portafolio de activos en Hispanoamérica con el doble objetivo de modular nuestra exposición a la región, al tiempo que se crean las condiciones para maximizar su valor, tanto vía crecimiento, como consolidación y posibles operaciones corporativas”.

Aunado a esto, la empresa creará también dos unidades, Telefónica Tech y Telefónica Infra; la primera aglutinará los negocios digitales con alto potencial de crecimiento e inicialmente se abocará a tres servicios: ciberseguridad, Internet de las Cosas/Big Data y cloud.

En tanto, Telefónica Infra reunirá las participaciones accionariales de la compañía en vehículos de infraestructuras de comunicaciones, dando servicio a terceros operadores e incorporando socios; su objetivo es el desarrollo y monetización de torres, sistemas de antenas distribuidas, data centers, proyectos greenfield de fibra o cables submarinos, entre otros.

Por último, el CEO anunció la evolución del modelo operativo con el propósito de ganar agilidad, acelerar la ejecución y maximizar las sinergias entre todas las unidades de Telefónica.

“Vamos a adaptar el rol y funcionamiento del centro corporativo a la nueva realidad de la compañía, focalizándose en todas aquellas actividades que aportan un valor diferencial a todas las unidades de la nueva Telefónica –operadoras, Telefónica Tech y Telefónica Infra–, eliminando algunas duplicidades existentes con las estructuras de los países y reduciendo la complejidad”, apuntó.

 

Siguientes artículos

Peña-Nieto-AMLO
AMLO da luz verde a 2 obras cuestionadas en la gestión de Peña Nieto
Por

El acuerdo entre el gobierno federal y la iniciativa privada preveé una inversión de 859,022 millones de pesos para infr...