El mercado alemán, uno de los más competitivos en Europa, tiene un gran valor estratégico para el grupo español.

 

Reuters

Telefónica y el operador holandés KPN presentaron el martes un acuerdo que permitirá al grupo español convertirse en el líder del mercado alemán de telefonía móvil con la compra de E-Plus a cambio de 5,000 millones de euros (mde) en efectivo y la entrega de una participación del 17.6% de su filial alemana a KPN.

PUBLICIDAD

“El Consejo de Telefónica ha aprobado la adquisición de E-Plus, filial de KPN en Alemania. Esta operación (…) tendrá como resultado la creación de un nuevo líder en el mercado móvil alemán con 43 millones de clientes y unos ingresos combinados de 8,600 mde”, dijo Telefónica en su nota.

La operación, que aún tendrá que ser aprobada por las autoridades de competencia y los accionistas de ambas compañías, podría cerrarse en la primera mitad del 2014, dijo Telefónica.

KPN, controlado por Carlos Slim, el archirrival de Telefónica en Latinoamérica, dijo que la transacción ofrece un enorme potencial de sinergias, del orden de entre 5,000 y 5,500 mde, en los ámbitos de distribución, atención al cliente y servicios de red en Alemania.

Los rumores sobre un inminente acuerdo entre KPN y Telefónica habían disparado el lunes las acciones de KPN en cerca de un 13% en la bolsa de Ámsterdam.

Telefónica dijo el martes que la operación se realizará en dos fases, financiándose el pago en efectivo a través de una ampliación de capital de su filial alemana, que fue sacada a bolsa el año pasado.

Telefónica, que aún controla el 76.8% de O2 Deutschland, dijo que suscribirá la proporción correspondiente (unos 2,840 mde) de esta ampliación (3,700 millones). Con eso, el total de los fondos comprometidos por Telefónica para el pago en efectivo ascenderá a 4,140 millones de euros.

Telefónica explicó que la operación se financiaría en gran parte a través de recursos propios con instrumentos híbridos (2,000-2,600 millones de euros) y con un posible bono convertible (800-1,200 millones de euros).

La deuda de Telefónica (51,800 mde a marzo) aumentaría entre 400 y 800 millones de euros, pero Telefónica reiteró su compromiso de cerrar el año con una deuda neta total inferior a los 47,000 millones de euros.

La reacción en bolsa era positiva. Las acciones de Telefónica subían un 2.5% una hora después de la apertura, mientras que su filial O2 Deutschland, que abrió con un alza del 4%, perdía algo de fuerza en las operaciones posteriores.

La integración de O2 Deutschland con E-Plus creará un grupo con 43 millones de clientes, lo que equivale a una cuota de mercado del 38%, y permitirá a Telefónica competir mejor con los otros dos gigantes en el mercado alemán, Deutsche Telekom y Vodafone.

El responsable de Telefónica en Alemania dijo que la operación aumentaría los beneficios desde el primer año.

El mercado alemán, uno de los más competitivos en Europa, tiene un gran valor estratégico para el grupo español al ser el único mercado de peso en Europa en el que ha sido capaz de seguir creciendo.

No obstante, en el 2013, esta tendencia podría haberse revertido y los analistas de Macquarie dijeron en un reporte reciente que esperan en el segundo trimestre una caída de los ingresos de Telefónica en Alemania del 3.6%.

Un analista en Madrid dijo el martes que la compra de E-Plus sería una noticia muy positiva para Telefónica aunque advirtió que los obstáculos regulatorios podrían ser significativos al bajar el número de operadores móviles de cuatro a tres.

En este contexto, el regulador alemán del mercado de las telecomunicaciones dijo el martes tras el anuncio del acuerdo que examinara si la fusión, que también se estudiará en Bruselas, podría distorsionar la competencia.

 

Siguientes artículos

Cine, vino, moda y música, todo en San Miguel de Allende
Por

 San Miguel busca rescatar su status como destino de festivales de tendencia,  durante el verano, el Pueblo Mágico guana...