Tigo, filial de la sueca Millicom,  pide al conglomerado de telecomunicaciones  una indemnización de 13 millones de dólares por competencia desleal.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

La telefónica hondureña Tigo, unidad de la sueca Millicom, dijo el miércoles que demandó a Claro, su principal rival local y parte del gigante América Móvil, argumentando “competencia desleal” por una campaña publicitaria por la inminente portabilidad numérica.

La demanda, en la que Tigo pide una indemnización de 13 millones de dólares, denuncia que Claro habría transmitido “propaganda abusiva, que denigra y desacredita los productos y servicios” de Tigo, dijo la empresa en un comunicado.

Tigo, que opera en Honduras desde 1986, domina el mercado de telefonía celular concentrando unos 4.9 millones de los 7.5 millones de usuarios locales, mientras que el resto los opera casi en su totalidad Claro, según el regulador local Conatel.

Claro ha lanzado publicidad promoviendo la portabilidad numérica, que entrará en vigencia en el país centroamericano a finales de abril y que permitirá a los usuarios de telefonía migrar de proveedor de servicios conservando su número.

Esa nueva regla podría generar la migración de al menos el 10% de los usuarios, según estimaciones oficiales.

En la demanda, Tigo solicita que “el juzgado declare la deslealtad del acto, la cesación del mismo y la remoción del acto de competencia desleal promovido por Claro contra Tigo en sus anuncios publicitarios”.

Una ejecutiva de Claro consultada telefónicamente por Reuters sobre la demanda declinó comentar de inmediato sobre el asunto.

 

Siguientes artículos

México: ¿adiós a la idea de crecimiento acelerado?
Por

Más allá del impacto que generen las reformas en la economía local, el futuro económico del país sigue -y seguirá- depen...