La televisión por Internet es la apuesta a través de la cual, el hombre más rico del mundo desafía a las autoridades regulatorias, ensaya su modelo para México y AL, y enfurece a sus competidores.

 

Un mediodía de 2009, el productor de noticiarios televisivos Luis Vázquez Fabris llegó al número 736 de Paseo de las Palmas. Estaba ahí para presentar su propuesta de crear un canal de TV por Internet, que se le había solicitado meses antes.

No llegó armado de una computadora portátil y un archivo de power point, como se estila. Explicó su plan con ayuda de unos cartoncillos blancos, como los que usaría un estudiante de secundaria para exponer en clase. En la mesa estaban todas las cabezas del negocio, pero de todos ellos destacaba uno, el más quisquilloso, el jefe de todos: Carlos Slim Helú.

PUBLICIDAD

Ese día, Carlos Slim tomó la decisión de crear UnoTV, la productora con la que muestra ante autoridades y competidores su interés en el negocio de TV en México.

“(UnoTV) tiene que ser un medio diferente, sin escándalos ni nota amarilla; cuando tengamos TV, quiero también hacer otro tipo de TV”, instruyó Slim Helú a Vázquez durante su exposición.

Hasta ahora, lo que ha hecho Carlos Slim en los medios son negocios financieros, como comprar acciones del diario estadounidense The New York Times y del español El País, pero ante el riesgo de que se debilite su negocio estrella, la telefonía celular, no tiene de otra que hacer atractivos sus paquetes de telefonía e Internet con el añadido de TV.

Carlos Slim ya está en el negocio de la TV de paga en Brasil, Colombia y Chile a través de América Móvil (AM), e intenta hacer lo mismo en México, pese a impedimentos regulatorios.

“Con paquetes de telefonía, TV e Internet, en sólo seis años, AM se convirtió en el mayor grupo de TV de paga de AL mediante grandes inversiones en ampliación de redes, tecnología y compra de operadores existentes”, dice Carlos Blanco, director de análisis de Dataxis.

 

Los contrincantes

Cuando las televisoras se percataron del debilitamiento que empezaba a registrar su negocio tradicional, iniciaron su incursión en los terrenos de las telefónicas para pelear por un mercado al que habían sido ajenas.

Televisa invirtió 1,600 mdd en 2011 en Iusacell, firma de telefonía celular de su competidor en TV abierta, TV Azteca, para pelear juntos en el negocio de contenido a través de los teléfonos celulares, donde Carlos Slim lleva ventaja con Telcel.

En cinco años, la TV de cable, hasta ahora contratada en 11.9 millones de hogares, será la opción dominante en el país con 23.6 millones de abonados o 75% de los hogares con televisor, proyecta Dataxis.

Gráfico: Revista Forbes México

La producción de UnoTV es muy baja comparada con la de Televisa –cinco horas diarias de noticias contra unas 60 de una variedad de programas, más un archivo de decenas de miles de títulos y horas de grabación. Pero su mayor barrera es legal. El título de concesión de Telmex, que data de 1990, cuando Slim compró la compañía al Estado, prohíbe a cualquiera de sus empresas entrar al negocio de TV.

En consecuencia, las producciones de UnoTV fueron impugnadas por TV Azteca. Ésta considera que el portal viola el título de concesión de Telmex, así que inició una denuncia ante la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL) para impugnarlo.

Telmex, que tiene desde 1999 una alianza con Microsoft en el portal t1msn (ahora denominado Prodigy MSN), aduce que UnoTV está en un ámbito que escapa a la regulación de Telmex.

“No es que usemos nuestra red para difundir contenidos, usamos todas las redes como las usa Youtube, Google o cualquiera”, dice Arturo Elías Ayub, director de  Comunicación, Relaciones Institucionales y Alianzas Estratégicas de Telmex.

En realidad, Slim está en la TV mexicana desde antes, ha sido accionista y consejero de Televisa  y prestamista de su filial Cablevisión, y todavía en su último reporte anual Televisa reportó a la Bolsa de Estados Unidos un adeudo con Inbursa por 1,000 mdd, que vence en 2012.

Slim también está detrás del explosivo crecimiento de Dish México, empresa de TV satelital de MVS Comunicaciones y EchoStar Corporation y que le  disputa mercado a Sky, filial de Televisa. Al año siguiente de que en 2008 Telmex se asoció con Dish México, las suscripciones a este sistema subieron 60% y Televisa debió crear Ve TV, un servicio más barato que el de SKY para hacer frente a Dish.

 

Previo al florecimiento

En aquella reunión donde se perfiló el futuro de la TV, en Paseo de las Palmas, se sirvió comida casera. Mientras compartían el pan y la sal, Luis Vázquez afinaba lo que sería el tronco central de la siguiente apuesta de Carlos Slim: “La columna vertebral de un generador de contenidos deben ser las noticias, a las que se puede dar salida mediante el celular, internet o la TV”, expuso.

Además de Slim Helú, lo escuchaban Marco Antonio Slim Domit (CEO de Inbursa), Patricio Slim (CEO de AM) y Carlos Slim Domit (CEO de Grupo Carso); junto con Ignacio Cobo, socio y amigo de los Slim; Andrés Vázquez del Mercado, director comercial del mercado residencial de Telmex; y Arturo Elías, esposo de Johanna Slim Domit.

Luis Vázquez conoció ese día en persona a los Slim. Toda su vida la pasó en estudios de televisión y coberturas periodísticas. Inició su carrera en Televisa en los años 70 (fue parte del equipo que creó el emblemático noticiario 24 Horas); estuvo a cargo del canal de TV de la Presidencia en el gobierno de Ernesto Zedillo, arrancó en 2005 el canal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y, cuatro años después, recibió una llamada de Elías Ayub, quien le pidió hacer una propuesta de un canal por Internet.

UnoTV está lejos de ser amenaza para Televisa. Esta televisora tiene cerca de 70% de la audiencia en TV abierta, es líder en satelital y en TV cable controla más de 50% del mercado con filiales y asociadas. Provee de programas a Univisión para población hispana en Estados Unidos, tiene 14.5% de las acciones de Imagina, proveedor de contenidos de España que hasta hace poco se llamaba La Sexta, y a mediados de año llegó a un acuerdo con Netflix para proveerle 3,000 horas de programas al año. La “librería de contenidos” de Televisa incluye más de 50,000 horas para distribuir por medios digitales.

El rompecabezas UnoTV cobrará forma con el tiempo. El modelo de TV que concentra la producción de programas y envía la señal por grandes antenas a millones de hogares comienza a extinguirse, y las empresas buscan adaptarse a esa realidad.

 

¿Adiós a la TV abierta?

La TV abierta se debilita. En 10 años, los ingresos que Televisa obtenía de la TV abierta se redujeron casi a la mitad, a 36%; al tiempo que SKY y las empresas de cable de Televisa van en aumento.

La TV abierta aún aporta 56% de los ingresos operativos (antes de quitar amortizaciones, depreciaciones y gastos operativos), pero el impacto del cambio se registra donde más duele: en las ganancias. Los márgenes de TV abierta son de 50%, contra 36% de la TV por cable.

La llegada de un tercer participante a la TV abierta, una vieja promesa estatal que se renovó a mediados de año cuando COFETEL anunció nuevas licitaciones en 2013, también le quitará atractivo a este negocio. Telmex no asegura que participará en el concurso y Televisa ya gestionó amparos contra la decisión. “Todo depende de las condiciones de la licitación”, dice Elías Ayub.

Telmex tiene la tecnología para dar ya TV, dice Irene Levy, analista de Observatel. “Pero la decisión ahora depende de las filias o fobias de los funcionarios públicos del sector durante la gestión de Enrique Peña Nieto, lo cual puede inclinar la balanza hacia unos u otros”.

La lógica dice que Carlos Slim vaya por la TV de paga. Tarde o temprano se abrirán las puertas a Telmex para la TV de paga y lo importante serán las reglas para su entrada, como cuánto pagará al Estado por cambiarle su título y si entrará por regiones o en plazos, para que el dominante en telefonía no lo sea también en TV, proyecta Irene Levy.

UnoTV no tiene prisa. En algún momento, la TV por Internet (IPTV) unirá su camino a la TV de cable, y en ese momento las noticias de UnoTV podrán correr por todos lados, también con el apoyo de Telcel.

 

Siguientes artículos

Slim gana derechos para olimpiadas en exclusiva
Por

América Móvil garantizó al Comité Olímpico Internacional (COI) que habrá continuidad en la cobertura gratuita de televis...