El próximo 1 de abril, Fabricio Alvarado se enfrentará a Carlos Alvarado en la segunda vuelta electoral para escoger al nuevo presidente de Costa Rica. El ganador de la contienda se enfrentará a retos económicos y de seguridad, pero el primero que deberá resolver es la falta de experiencia política, por lo que la humildad para saber escuchar lo ayudará a tomar buenas decisiones, asegura la expresidenta Laura Chinchilla.

“Costa Rica ha venido experimentando un fenómeno muy similar al de toda la región de América Latina, que es la creciente percepción de los ciudadanos en contra de ciertas estructuras asociadas a la política tradicional”, sostiene Chinchilla en entrevista con Forbes.

No obstante, la exmandataria reconoce que una cuestión que influyó en las elecciones de febrero fue que las votaciones se convirtieron en un referendo sobre como la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la identidad de género.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó a Costa Rica garantizarles a las parejas del mismo sexo todos los derechos existentes en la legislación, incluido el derecho al matrimonio, sin discriminación alguna. Sin embargo, el Consejo de Notariado prohibió a los abogados-notarios del país la inscripción de matrimonios entre personas del mismo sexo. Esto desató inconformidad por parte de un sector de la población tica.

PUBLICIDAD

Los dos candidatos que se enfrentarán en abril tuvieron la capacidad de recoger esa polarización que se generó por ese tema, señala Chinchilla.

Puedes leer:  Candidatos para presidente en Costa Rica están en empate técnico: sondeos

La noche del 4 de febrero, Fabricio Alvarado, candidato del Partido Restauración Nacional, y Carlos Alvarado, abanderado del Partido Acción Ciudadana fueron los ganadores de la primera vuelta electoral con porcentajes de 24.78 y 21.74%, respectivamente.

Sin embargo, las encuestas de la segunda vuelta arrojan un empate técnico entre ambos debido a que 41% de los electores se inclinan por Carlos Alvarado y un 39% por Fabricio Alvarado, de acuerdo con datos de Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP).

La encuesta tiene el margen de error es de 3.1 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo, además el número de indecisos se ubica en 20%.

Las recomendaciones para los candidatos

Para la expresidenta Chinchilla hay tres puntos clave a los que tendrá que enfrentarse el ganador del próximo 1 de abril: déficit fiscal, incremento en la inseguridad y creación de acuerdos.

  • Déficit fiscal

Laura Chinchilla indicó que su país tiene un grave déficit fiscal y una creciente deuda externa, por lo que el próximo mandatario no tiene mucho tiempo para enfrentar estos problemas, debido a que en la actualidad administración no se hicieron los ajustes necesarios.

El déficit fiscal de Costa Rica del año pasado se calcula que subió un 5.9% del Producto Interno Bruto, una tendencia que la agencia espera que siga este año para llegar a un 6.2%, de acuerdo con la calificadora Fitch Rating. La firma cree que puede haber algún tipo de ajuste fiscal después de las elecciones presidenciales de este año, pero considera que la magnitud y momento de los cambios son inciertos.

“Mi consejo en materia económica es que no se posterguen la solución al tema fiscal y no tengan temor, el capital político es para ser usado para tomar decisiones importantes, pero pueden ser controversiales como reducir el gasto y aumentar los impuestos”, destaca.

  • Seguridad

La seguridad es un punto crucial que deberá atender el próximo presidente debido a que la tasa de homicidios pasó a 12 por cada 100,000 habitantes desde 8 por cada 100,000 habitantes, dice Chinchilla.

“El problema es la rapidez con la que está creciendo. Si no atendemos esta situación nos enfrentaremos a los que está pasando en la zona norte de Centroamérica”, señala la exmandataria al tiempo que dice que es necesario confrontar al crimen organizado.

En las próximas elecciones también está en juego la prevalencia de los niveles de seguridad que nos permiten hacer a Costa Rica un país de turismo y de paz.

  • Gobernabilidad

El tercer tema es la restauración de los niveles de gobernabilidad democrática, ya que se deben tomar decisiones con la velocidad que los tiempos están dictando, ya que la burocracia es lenta y la creación de acuerdos es complicada, comenta la expresidenta.

“Hay que reconocer que ambos candidatos tienen falta de experiencia política y asuntos de gobierno de manera de que el escuchar, el reconocer que tienen limitaciones, por lo que deben invitar gente con experiencia”, expone.

No obstante, la expresidenta Chinchilla reconoce que otro de los retos a los que se va enfrentar el ganador será a una Asamblea Legislativa difícil, debido a que no tienen mayoría parlamentaria, por lo que deberán de saber negociar y pactar para poder gobernar y sacar las leyes que necesita el país, debido a que en los últimos cuatro gobierno, el parlamento ha sido una piedra en el zapato.

 

Siguientes artículos

Microsoft acerca a estudiantes panameñas a carreras tecnológicas
Por

DigiGirlz es una actividad creada por Microsoft dirigida a estudiantes de noveno a undécimo año de todas partes del mund...