Un sismo de magnitud de 3.8 grados, con epicentro en la localidad bonaerense de Esteban Echeverría, fue percibido con ímpetu y sorpresa en varias zonas de Buenos Aires y en el zona de la Ciudad Autónona, áreas nada habituales para los terremotos, lo que despertó suma inquietud esta mañana en el marco del inicio de la Cumbre del Grupo de los Veinte (G20).

Según informó el Instituto Nacional de Previsión Sísmica (Inpres), el temblor se produjo a 25 kilómetros de profundidad a las 10:27 hora argentina, 7:27 horas de la Ciudad de México.

Este viernes inició en la capital argentina la décima Cumbre del G20, en medio de fuertes medidas de seguridad y grupos de manifestantes que protestan contra la reunión de los líderes de las mayores economías del mundo.

Medios locales dieron cuenta que el fenómeno fue sentido al sur de la ciudad, 50 kilómetros al oeste de La Plata y 140 kilómetros al este de Chivilcoy. No obstante, diversos usuarios de las redes sociales aseguraron haber sentido el sismo, del que no se reportaron víctimas.

PUBLICIDAD

No obstante, antes de la confirmación, en las redes sociales habían estallado los comentarios y dudas, especialmente en Twitter.

Medios radiales dieron cuenta que el movimiento se sintió además en localidades como San Isidro, Vicente López, Ramos Mejía, Aldo Bonzi, Longchamps, Lanús y Quilmes, entre otros municipios. Todos coinciden en que “tembló el piso” y cuentan cómo los sintieron en sus barrios.

Un punto de la capital bonaerense donde se sintió la turbulencia y, de hecho, dejó una mínima consecuencia con una rajadura en sectores del piso, fue en el edificio del Servicio Penitenciario Bonaerense, en el cruce de las calles 6 y 34.

Desde el organismo confirmaron a medios argentinos que el temblor abrió una grieta en el piso del hall de ingreso al edificio. Felizmente no hubo heridos ni tampoco otras áeras afectadas. Por precaución, todo el personal fue evacuado y quedó una guardia preventiva, siguiendo el protocolo para este tipo de situaciones.

Por su parte, Alejandro Giuliano, director del Instituto de Prevención Sísmica de Argentina, confirmó al canal Todo Noticias que “son cosas normales. De tanto en tanto hay sismos pequeños en el este argentino. No es una zona asísmica, como se cree, sino que es de sismicidad reducida”. Y precisó que se trató de “un sismo superficial”, por lo tanto la alerta.

Antes de esta confirmación, tanto desde el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires como del bonaerense habían descartado que el temblor tuviera que ver con alguna emergencia o con una alarma por explosivos, un temor que se generó en una ciudad blindada en estos días justamente por la cumbre mundial que se desarrolla en el predio de Costa Salguero.

Si bien el sismo tuvo epicentro del corredor Canning-San Vicente donde hay una gran concentración de barrios cerrados, la mayoría de los vecinos no lo sintieron.

Caso contrario fue el de Livia Toscano, especialista en cosmética y belleza que vive en la zona capitalina de Caballito, quien mencionó que “vivo en un piso 14 y se sintió casi como el temblor del 19 de setiembre del año pasado en México, ocasión que me tocó vivirlo en la colonia Cuauhtémoc. Fue un ‘deja vu’ horrible”.

Con información de Clarin.com.

 

Siguientes artículos

Cumbre del G20 inicia en medio de protestas y fuerte seguridad
Por

La reunión de las principales economías del mundo se realizará con las calles de Buenos Aires fuertemente custodiadas y...