Las temporadas abiertas no son la solución para importar combustibles a México, reveló la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

“No es la solución para la importación. Hay otras fórmulas que comienzan a  aparecer poco a poco y que van a mejorar el proceso de importación”, dijo Roberto Díaz de León, presidente del organismo, durante una conferencia de prensa.

El directivo, que recordó que aunque no es su negocio, si estuvieran en canal comercializador, no sería tan viable.

¿Por qué?  Ante los volúmenes que se manejan de energéticos, no son atractivos los espacios de los ductos que ofrece la compañía que dirige Carlos Treviño.

PUBLICIDAD

Un cargamento de un buque comprende entre 300,000 y 340,000 barriles de combustible. “Con lo que ceden de capacidad no puedes descargar un barco”.

Díaz recordó que Pemex posee un inventario para el país de tres días en terminales más lo que está en camino a México. Por tanto, la empresa productiva no puede ceder capacidad porque estresaría el sistema y tendría que resolver necesidades estratégicas y energéticas del país.

“Esto obliga a que con mayor rapidez se detonen los proyectos de infraestructura”.

Díaz de León agregó que los proyectos anunciados por la CRE van a detonarse más rápido, y que en un “par de años” se verán al menos 20 proyectos operando.

 

Siguientes artículos

Estar en Buró de Crédito resulta excelente
Por

¿Cómo lograr que las empresas otorgantes de crédito se fijen en mí para autorizarme una línea de crédito? Toda buena dec...