Para el gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, la inflación en el país ya comenzó a mostrar una curva hacia abajo, después de tocar máximos de casi 17 años en 2017.

Hasta la primera quincena de marzo, los precios al consumidor se desaceleraron a su menor nivel en más de un año, de acuerdo con los datos dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi). Esto reduce presión para que Banxico suba su tasa de interés en su próxima reunión de abril.

“Si bien el año pasado fue muy adverso y cerró a niveles muy elevados, la inflexión a la baja ya ha comenzado a presentarse en lo que va de este año”, dijo el jefe del banco central durante un informe ante el Congreso.

Además, Díaz de León añadió que las expectativas de mayor plazo de la inflación “han estado bien ancladas” y que, de ser necesario, actuarían “de forma oportuna y firme” para fortalecer el anclaje de las expectativas inflacionarias.

PUBLICIDAD

En los Precriterios de Política Económica entregados la semana pasada a la Cámara de Diputados, la Secretaría de Hacienda prevé que la inflación finalizará en 2019 por debajo del 3% (meta de Banxico) y que para este año concluya en 3.5%, desde el más de 6% con el que cerró el 2017.

La desaceleración a tasa interanual de la primera mitad de marzo podría restarle presión a Banxico de seguir aumentando la tasa clave, al reforzar las expectativas de que la inflación seguirá bajando este año para alcanzar la meta de 3% en el primer trimestre de 2019.

Desde diciembre, el Banxico ha incrementado dos veces consecutivas la tasa de interés referencial a un día hasta el actual 7.50%, en un intento por frenar el avance de los precios.

Lee también: Gobierno prevé mayor crecimiento y menor inflación para 2019

 

Siguientes artículos

SAT
México entra al top 10 de los países más complejos en materia tributaria
Por

La actualización en el sistema de facturación electrónica, que representó para las empresas nuevos requisitos obligatori...