Pese a un entorno de alta competencia y disminución de la materia prima que le da vida, el tequila continúa ganando adeptos en el mercado a nivel nacional e internacional. En contexto, durante la última década las exportaciones de esta bebida crecieron poco más de 60%. Esto significa que existen cerca de 223 millones de litros de tequila en más de 120 países.

No obstante, esta bebida emblemática de lo mejor de México abraza desafíos claros en el mercado: el tequila debe estar siempre disponible y al alcance de los mexicanos sin sacrificar su alto estándar de calidad, que su sabor sea inconfundible, prístino y atractivo, sobre todo para un público que ha venido cambiando generacionalmente, que es mucho más exigente y que distingue un producto supremo pero también cercano, con el que crea momentos y experiencias inolvidables.

En 2018, The Iidea Company adquirió la marca Tequila Don Ramón. Álvaro Cetto Garollo, Presidente del Consejo, en exclusiva para Forbes México, comenta al respecto que parte de la función global del grupo coincidía con incorporar un tequila de renombre. “Como productores de licores de alta calidad que somos, se hizo una valoración previa de varias marcas que estaban en el mercado y nos dimos cuenta que Tequila Don Ramón era la que mejor conocimiento del consumidor y aceptación tenía, tanto en México como en Estados Unidos”.

Con poco más de dos décadas de presencia en el mercado tequilero, reconocimientos de talla internacional y una preferencia que se expande fuera de las fronteras nacionales, The Iidea Company reconoce las decisiones estratégicas iniciales que tuvo el fundador de Tequila Don Ramón. Hoy, esta bebida de confección artesanal encara una nueva etapa, en alianza con Bodegas La Negrita, con quien hacen mancuerna para una distribución mucho más robusta y efectiva, en aras de ser un jugador aún más sólido de su segmento.

Y es que hasta antes de su adquisición, el único tema que enfrentaba la marca era de desabasto y distribución. Hoy, con esta alianza se potencia la demanda y presencia en prácticamente todo el territorio mexicano y estadounidense. “Estar con Bodegas La Negrita es el mejor vehículo para surtir el mercado, recuperar terreno y ganar, ya que posee una vasta presencia a nivel nacional en lo que es conocido como el triángulo dorado del mercado: Monterrey, CDMX, Guadalajara, entre otros entidades”, puntualiza Cetto Garollo.

Una de las virtudes que ha hecho de Tequila Don Ramón un producto entrañable es el equilibrio entre su costo y calidad, muy por encima del promedio de su segmento, en donde resulta incomparable incluso con algunos tequilas hasta 30% más costosos, pero que no mantienen el mismo rango de cualidades de la bebida, de acuerdo a análisis de la misma empresa. Esto, en suma con próximos productos y planes en puerta, abre un nuevo panorama para los objetivos de la marca.

Álvaro Cetto Garollo, Presidente del Consejo.

Ser uno de los tequilas más vendidos

Tras los primeros días de la mancuerna estratégica con Bodegas La Negrita, Tequila Don Ramón comenzó a ver resultados sólidos, en donde estar al lado de otras marcas como Torres 10 en eventos icónicos como la pasada Feria de San Marcos, o la visibilidad notoria en su página de internet, se comenzaron a traducir en volúmenes altos de ventas.

“La gente de la industria sabe y reconoce el poder de cobertura, presencia y venta que tiene Bodegas La Negrita, sabíamos que era el mejor candidato para ser nuestro socio estratégico. Estamos muy contentos de que nos hayan agregado a su portafolio y en lo que va del año se han hecho cosas extraordinarias”, explica el Presidente del Consejo de la compañía.

Actualmente, Tequila Don Ramón entra también en un panorama que requiere inversiones fuertes y mucho trabajo, en tanto comienza a existir una escasez de agave en el mercado y un mercado local que voltea a ver a otras bebidas. En perspectiva, Estados Unidos posee el 80% del consumo del 100% que se produce.

Sin embargo, Álvaro Cetto afirma que Tequila Don Ramón se encuentra preparado para enfrentar y posicionarse en este escenario. Por una parte, el importador que posee la marca se encuentra presente en 32 estados de la Unión Americana (Smart Vending), lo que se traduce en una presencia en donde está el 90% del consumo del tequila.

“Don Ramón Reposado es la botella que más se vende a un nivel medio, medio-alto, es un gran producto a precio accesible, que aprovecha los costos de producción y la materia prima, a través de un precio competitivo”, señala Álvaro Cetto. Además, añade que el hecho de operar con el segundo productor de tequila en México y en el mundo, asegura una suficiencia de la calidad y la materia prima, garantizando su penetración en el mercado.

Tequila Don Ramón se ha trazado objetivos claros en lo inmediato y en largo plazo: “Vamos a seguir probando en el mercado para que nuevos públicos nos acepten en otros niveles. Somos una empresa 100% mexicana, con excelentes relaciones y oportunidades dentro y fuera del país; vamos a aprovechar esa ventaja”, puntualiza y añade: “Queremos ser en 5 años uno de los 5 tequilas más vendidos y eso significa inversiones y trabajo, pero tenemos los elementos para que eso suceda: tenemos el mejor producto”.

Si te lo perdiste: The Iidea Company toma mayor fuerza

 

Siguientes artículos

odebrecht
Odebrecht se declara en quiebra ante Corte de Bancarrota de Sao Paulo
Por

El tribunal aceptó la solicitud de recuperación judicial y protección presentada por la firma conformada por una veinten...