Los trenes de pasajeros en México son, por ahora, un asunto del pasado; sin embargo, el tren turístico Tequila Express ofrece la experiencia de revivir las viejas épocas en donde el tren reinaba por los paisajes del país. Conócelo.

 

 

La añoranza del pasado se hace presente en este lugar. Sobre la avenida Washington, en Guadalajara, Jalisco, se ubica la estación en donde aguarda el tren Tequila Express, la locomotora  que recorre con sus carros una de las tres últimas rutas de pasajeros en México.

PUBLICIDAD

La historia de los trenes en la República Mexicana se remonta a 1850, y el impulso que Porfirio Díaz dio al transporte de las vías con la creación de Ferrocarriles Nacionales, en 1907, para así desarrollar las rutas de carga y transportación de pasajeros.

Sin embargo, el recorrido de las locomotoras se detuvo casi por completo, cuando el sector de los ternes dejó de ser un área estratégica para el Estado Mexicano, y en 1997 la operación de las vías fue concesionada al sector privado para los trenes de carga y una sola ruta de pasajeros.

Foto: Forbes StaffLa historia de los trenes parecía haber llegado a su fin y el recorrido de pasajeros por las vías era sólo una estampa que pertenecía al pasado.

Pero, el mismo año de la privatización del sector ferroviario, los trenes de pasajeros transitaron de la ruta de la nostalgia al del negocio turístico, ya que una iniciativa de la Cámara de Comercio de Jalisco encendió las locomotoras para no sólo subir a los pasajeros a los vagones, sino también por un recorrido lleno de mariachi, tequila y la tradición de la charrería.

“El Tequila Express no sólo sirve para que la gente venga y se suba con nosotros, sino que damos también la oportunidad de establecer otras relaciones de turismo y comercio con toda la región de Jalisco”, dice Gloria Covarrubias, gerente comercial de la ruta.

Los visitantes nacionales y extranjeros aguardan en la estación la salida del tren que los llevará a revivir los tiempos del tren de pasajeros, y Forbes México se prepara abordar la ruta que busca adentrarnos en la época en donde las locomotoras aún gobiernan los paisajes a través de sus vías.

 

Silba el tren

Foto: Forbes StaffFrente a la taquilla de la terminal de trenes, el primer encuentro de los viajeros es con la tradición del mariachi. Al ritmo de la música los pasajeros se encaminan por un pasillo que los conducirá a la plataforma en donde aguarda la locomotora.

Para Ferromex, empresa de Grupo México que opera las últimas rutas del tren de pasajeros, ha visto en el turismo una oportunidad para compartir parte de la cultura de los trenes en México.

Cuando nació la ruta del Tequila Express sólo se hacían tres corridas cada año, pero el interés de los pasajeros nacionales y extranjeros hicieron que al pasar de casi 17 años se lleven a cabo un promedio de 110 corridas anuales.

Las puertas del tren se abren y los turistas comienzan abordar el tren que recorrerá varios kilómetros en un recorrido que dura una hora con 30 minutos.

En 1998, esta ruta transportó  tan sólo a 100 personas, mientras que en 2013 por los vagones del tren viajaron más de 25,000 personas, de las cuales el 80% fueron viajeros nacionales y el 20% turistas extranjeros provenientes de Canadá, Estados Unidos y Centroamérica.

“Ahora también Europa está volteando mucho a ver hacia México, y eso lo consideramos como una buena oportunidad interesante para asistir a la Feria de Turismo de Berlín que se llevará a cabo el próximo mes, en donde vamos a proyectar nuestra oferta”, dice Covarrubias.

 

El silbido de la locomotora retumba por la plataforma y poco a poco comienza a avanzar el convoy de 6 vagones que conforman el tren, para dejar atrás la ciudad de Guadalajara que se despide de sus visitantes después de cruzar por la zona industrial.

 

Un invitado especial

Foto: Forbes StaffA través de las ventanas del tren se comienzan a observar los campos verdes que seducen a los paseantes que galopan con sus miradas kilómetros llenos de agaves que alimentan la producción de la emblemática bebida de la región: el tequila.

Esta bebida se encuentra protegida por la Denominación de Origen desde diciembre de 1974, que incluye a la región de Jalisco.

Y los tripulantes del tren no sólo son conquistados por el paisaje que los rodea, sino que el tequila también los acompaña en su viaje, ya que los meseros suministran la bebida espirituosa en sus diversas formas de combinación o simplemente directo.

Sin embargo, no sólo el tequila es el único invitado especial. El mariachi hace suyo el vagón y lo convierte en su escenario, desde el cual deleita a cada uno de los ocupantes del tren con canciones como ‘Cielo Rojo’ y ‘El Rey’.

 

El fin del recorrido

 

Después de avanzar por una hora y media, a lo lejos se divisa la estación de Amatitan, Jalisco, en donde el tren detendrá su marcha para iniciar el recorrido hacia la hacienda en donde se produce el Tequila Herradura desde 1872.

Foto: Forbes StaffEn el recorrido se muestra el proceso de la elaboración del tequila, en donde los visitantes podrán degustar nuevamente la bebida y disfrutar de una comida, así como apreciar las suertes charras que incluye el viaje.

El tren sale todos los fines de semana, así como algunos otros días en donde se contratan recorridos especiales. El costo por viajero es de 1,200 por persona, aunque también existen tarifas especiales para personas de la tercera edad y niños.

Y a pesar de que el viaje es sólo un acercamiento a los trenes de pasajeros, éstos estarán de vuelta nuevamente: el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto anunció el año pasado la licitación de proyectos de pasajeros de México a Toluca, México a Querétaro y el tren Transpeninsular, proyectos de los que por el momento se descarta Ferromex y Ferrosur.

Alrededor de las 16:30 hrs, los visitantes emprenden el camino de regreso a la estación del tren para regresar a Guadalajara, en donde la nostalgia del tren aguarda nuevamente.

 

Siguientes artículos

Los 10 empleos mejor cotizados en México
Por

De acuerdo con las tendencias del mercado laboral, los perfiles que estarán bajo la lupa de los cazadores de talento se...