José Cuervo seleccionó a seis equipos de emprendedores para buscar la mejor idea de negocio que incentive el consumo responsable de bebidas alcohólicas entre los jóvenes mexicanos y combata el mercado ilegal. Forbes México viajó a Tequila, Jalisco, para conocer sus proyectos.

Fotos y video: Julio César Hernández.

 

PUBLICIDAD

La combinación de tequila, dinero y jóvenes podría no sonar como la fórmula indicada para lograr el consumo responsable de alcohol, pero José Cuervo sabe que no basta con una campaña de publicidad: la empresa tequilera decidió perseguir este objetivo mediante el impulso de ideas de negocio basadas en tecnología e innovación con el programa Imagina Cuervo.

Se trata de una iniciativa que busca a emprendedores dispuestos a generar un negocio que tenga impacto entre los consumidores mexicanos a través de aplicaciones o dispositivos tecnológicos. El fin esencial es contribuir a una cultura de consumo responsable de alcohol.

“Entramos a temas de emprendimiento tratando de ligar la parte de consumo responsable y sus consecuencias, pero yendo más allá de eso, y tratar de hacer algo que sea funcional para ayudarnos como compañía, así como sociedad a lograr verdaderamente el consumo responsable”, aseguró Luis Fernando Félix Fernández, director general de José Cuervo en México, en el marco de la final del concurso los días 12, 13 y 14 de junio.

El reto de la empresa y los participantes no fue sencillo. De entre 4,000 usuarios registrados en la página del concurso y 360 ideas postuladas, Imagina Cuervo seleccionó los seis proyectos más innovadores que atendieran tres áreas específicas que abonan al consumo responsable de bebidas alcohólicas: prevención del mercado informal, tomar y manejar, así como venta de alcohol a menores.

Los equipos participantes permanecieron durante 48 horas en el Hotel Solar de las Ánimas, en Tequila, Jalisco, con el fin de preparar la presentación de sus proyectos ante un jurado conformado por directivos de la firma tequilera mexicana, así como especialistas del ecosistema emprendedor del país.

El proyecto ganador obtuvo capital semilla por 300,000 pesos y un programa de incubación de tres meses para desarrollar el proyecto con instituciones académicas.

Forbes México estuvo presente en la final del certamen emprendedor. Conoce al ganador de la justa emprendedora, así como los seis proyectos que desafían parte de los problemas asociados al consumo irresponsable de bebidas alcohólicas.

Foto: Julio César Hernández.

 

Grandes ideas para grandes problemas

Entre música pop que se propagaba a través de las bocinas, canciones regionales que se filtraban por lo ventanales del hotel, herramientas, computadoras, circuitos y tequila en las mesas de trabajo, el hackathón Imagina Cuervo dio inicio a las 10:16 de la mañana del viernes 12 de junio.

Un hackathón es un evento enfocado a una comunidad de startups, hackers o desarrolladores cuyo objetivo es potenciar el desarrollo colaborativo para la solución de un problema previamente planteado en un periodo específico que puede ir de 24 a 72 horas. El trabajo bajo presión se apoderó de los jóvenes en el lugar.

“Imagina Cuervo nació en 2001 con esta inquietud de la compañía de hablarle a los jóvenes, pero no desde un punto de vista como compañía, sino que los jóvenes le hablaran a los jóvenes en temas de consumo responsable”, explicó Rodrigo Braun, director de Relaciones Públicas de Casa Cuervo.

En sus inicios, Imagina Cuervo era un concurso que se enfocaba en recibir propuestas universitarias sobre campañas de publicidad orientadas a promover el consumo responsable de bebidas alcohólicas. Sin embargo, el ánimo de la comunidad emprendedora del país y el desarrollo de nuevas tecnologías incentivaron a fijar el nuevo foco en la convocatoria.

Foto: Julio César Hernández.

La diversidad era el sello del evento. En la justa de emprendedores, los seis equipos se encontraban compuestos por jóvenes de diversas carreras y especialidades de instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Instituto Politécnico Nacional (IPN), Tecnológico de Monterrey, Universidad Autónoma Metropolitana y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), entre otras casas de estudio.

“Los negocios se dirigen al emprendimiento a través de las ideas, y José Cuervo se mete en la línea correcta de trabajar con las compañías nacientes que traen ideas novedosas”, dijo Fernando Félix.

Durante día y noche, 18 jóvenes aplicaron conocimientos de ingeniería, administración y mercadotecnia para dar forma a sus respectivos proyectos. Para todos era la primera vez que experimentaban un hackathón en carne propia.

“Los jóvenes buscan cada vez más la realización profesional y personal a través del lanzamiento de sus propios proyectos”, aseguró Jorge Camacho, director de Innovación en el Centro de Estudios Superiores de Diseño de Monterrey, quien fue uno de los cuatro mentores  que asesoraron a los equipos, junto con Andy Kieffer, socio de Agave Lab Ventures; Linda Franco, fundadora de Machina, y Cristian Michel, director de Infección Visual.

Estas son las ideas que se desarrollaron en Tequila, Jalisco.

 

1. Smart Bottle

La idea consiste en pegar una etiqueta con un chip único de tecnología NFC (Near Field Communication) que se coloca en la tapa de la botella de una bebida durante el proceso de fabricación, la cual contiene el número de lote y datos de elaboración. Una aplicación permite escanear los datos del chip y observar que el producto no haya sido adulterado o falsificado.

El mercado informal representa entre 40 y 45% del total de bebidas consumidas en el país, de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), mientras que en la República Mexicana operan en la informalidad ocho millones de establecimientos, de los cuales una cuarta parte se dedica a la producción y venta de bebidas que no pagan impuestos, según estudios de la consultora Global Mind.

Foto: Julio César Hernández.

 

2. Low Bac

Es un alcoholímetro personal que puede instalarse en cualquier teléfono móvil, así como en cualquier sistema operativo. Funciona a través de la entrada de audio del dispositivo y una app.

El alcohol en exceso y el volante no son una buena combinación. Cada semana, los jueves, viernes y sábados por la noche circulan 200,000 conductores alcoholizados en México, y 24,000 personas sufren accidentes automovilísticos relacionados con el consumo de alcohol.

Foto: Julio César Hernández.

 

3. Guardian Angel

Es un dispositivo hardware que se instala en la computadora de cualquier automóvil, el cual cumple la función de un alcoholímetro que bloquea el funcionamiento de un carro si el conductor excede los límites que permite la normatividad en México. La conexión con un dispositivo móvil lanza una alerta a los familiares del propietario del vehículo.

La mortandad por accidentes al volante relacionados con el alcohol provoca una cruel resaca en el país: cada año mueren 20,000 mexicanos por esta causa, de acuerdo con datos oficiales.

Foto: Julio César Hernández.

 

4. Safe Drink

Es un proyecto que se basa en la aplicación de un reactivo químico que acompaña la botella de tequila, el cual permite detectar si existen niveles de metanol en la bebida alcohólica, una característica química propia de las bebidas adulteradas.

Foto: Julio César Hernández.

 

5. Spirit Genie

Es un dispositivo conectado a un teléfono móvil que mide las características de la bebida alcohólica a través de una aplicación. Basta con introducir una aguja conectada, por ejemplo, a un celular, para tener la certeza de la originalidad del producto.

Foto: Julio César Hernández.

 

6. Smart Cap

Es una tapa inteligente que emite un sistema de luz al momento de abrir una bebida alcohólica. Si la reacción luminosa no sucede, el consumidor se dará cuenta que el líquido se encuentra adulterado. Este sistema también raya la botella al momento de abrir el producto, lo cual evita la falsificación posterior del envase.

Foto: Julio César Hernández.

Después de 48 horas, los equipos presentaron sus proyectos frente al jurado. La escalabilidad de la idea de negocio era un requisito. Terminadas las presentaciones todo era espera y nerviosismo entre los participantes.

Treinta minutos bastaron para elegir al ganador: Smart Bottle, diseñado por los egresados del IPN David Sánchez Olguín y Juan Carlos Romero González, quienes se hicieron acreedores a un incentivo de 300,000 pesos en capital semilla para continuar el desarrollo del proyecto, además de un programa de incubación en una de las incubadoras más importantes del país, para ser presentado al comité ejecutivo de José Cuervo, que deliberará la posibilidad de convertirse en su socio comercial.

Para Fernando Félix Fernández, esta edición de Imagina Cuervo marca un nuevo camino a seguir en la responsabilidad social de la empresa. “Hablar tradicionalmente del tema hubiera sido un anuncio de televisión; hoy, la exigencia de los cambios en los jóvenes nos movió a propuestas tecnológicas. Si logramos que una de estas ideas genere una compañía que trabaje en el tema de consumo responsable, y además genere empleos, será toda una ganancia.”

Foto: Julio César Hernández.

 

 

Siguientes artículos

Pemex
Caída en el precio del petróleo aplaza proyectos en aguas profundas
Por

Las grandes compañías de petróleo y gas han reducido los presupuestos de gastos de capital entre 10 y 15% este año en re...