En el Consejo Regulador del Tequila (CRT), que encabeza Ramón González, hay poco por qué preocuparse y mucho por celebrar. Y es que las métricas de este bondadoso gremio apuntan a que este 2016 la producción de la bebida emblemática cerrará con un alza del 19% en comparación al año inmediato anterior. Para que se dé una idea, esta cadena productiva prevé cerrar diciembre con más de 272 millones de litros.

La paridad del peso frente al dólar y una mayor demanda en el mercado de las bebidas espirituosas, han favorecido que este rubro mantenga los dobles dígitos en prácticamente los últimos seis años.

Por eso no es de extrañarse que los tequileros reporten números positivos en las exportaciones, ya que se prevé cerrar el año con un aumento de al menos un 5%, con respecto a 2015. Al término del año se habrán exportado 190 millones de litros. Hace 22 años apenas se exportaban 40 millones de litros al año.

Cada vez más demandan este producto, para ser exactos ya son 120 las naciones a las que llega el tequila. Sigue siendo Estados Unidos el destino donde más tequila se exporta, con 82% del total.

PUBLICIDAD

Los siguientes mercados importantes son Alemania, España, Francia, Reino Unido, Japón Sudáfrica, Colombia, Canadá y Brasil. Para 2017, se espera lograr la consolidación del tequila en los principales mercados como Estados Unidos, Asia y Europa.

 

Nada que no resuelva un caballito de tequila

Por cierto, que, en Estados Unidos, mercado liderado por Tequila Patrón y José Cuervo, el desafío para el 2017 ya bajo las riendas de Donald Trump, será mejorar las condiciones del Tratado de Libre Comercio (TLC), el Memorándum de Entendimiento en materia de tequila y del Acuerdo de Reconocimiento Mutuo.

En contraste, los tequileros aún no terminan de asimilar la magnitud del inmenso mercado chino. Para ello, el CRT buscará el próximo año eliminar las barreras no arancelarias impuestas por ese país para afianzar la comercialización del tequila en ese territorio.

Con toda esta inercia de mercado y pese a los malos augurios para el próximo año, se espera mantener las anteriores cifras y el crecimiento de la industria en alrededor del 2%, esto la esperanza de que, por difícil que parezca, mejoren las condiciones del entorno nacional e internacional.

De esta manera la cadena productiva agave-tequila, que está conformada por agaveros, tequileros, envasadores, comercializadores y el Estado, ha realizado un importante esfuerzo por seguir posicionando al tequila como producto netamente mexicano en el mercado mundial y competir con las bebidas de mayor prestigio.

Aquí abro un paréntesis y sugiero que tanto el CRT cómo los agrupados en la Cámara Nacional de la Industria del Tequila (CNIT), que encabeza Luis Velasco, ahora sí cierren filas para coordinar una agenda única que posicione o consolide esta bebida que tantos dividendos y empleos genera a nuestro país.

En fin, la mesa está puesta sólo falta que se capitalice con inteligencia esta demanda mundial de tequila en momentos en que el mezcal también les está “robando” mercado.

captura

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Raul_Curiel

Facebook: raul.curiel.148

Página web: dedalocomunicacion.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Nicaragua va por más extranjeros a través del turismo de aves
Por

Contar con más de 700 especies de aves no representa para Nicaragua un ingreso importante para su economía a través d...