De la Tinta de Toro se dice que es “la más tinta de las uvas tintas”, por su enorme concentración. Es la variedad que Cristóbal Colón trajo y con la que se elaboraron los primeros vinos de América, y es uno de los escasos tipos de uva que sobrevivieron a la plaga de filoxera que destruyó casi todos los viñedos de Europa en el siglo XIX. De ahí que algunas de las parras de esta denominación de origen, en el corazón de Castilla y León, alcancen los 140 años. Su enorme capacidad de resistencia inspiró su nombre a la bodega Numanthia, propiedad del grupo de lujo LVMH, un tributo a la ciudad de Numancia, cuyos habitantes prefirieron la muerte antes que sucumbir al invasor romano.

Por primera vez, esta bodega, una de las más prestigiosas de España, ha colaborado con otra de las firmas decanas del lujo made in Spain, Loewe, que forma parte del portafolio de LVMH. Ambas han participado en la creación de una barrica de alta costura, con capacidad de 225 litros, destinada a albergar el vino más icónico de la casa, Termanthia, elaborado con uvas de las viñas más antiguas, que en 2004 recibió la máxima calificación de 100 puntos de Wine Advocate. “Bodega Numanthia y Loewe comparten una esencia común: ambas son marcas españolas de alta gama con más de un siglo de historia, a las que motiva la búsqueda de la excelencia y la importancia de la artesanía”, destaca Pascale Lepoivre, CEO de Loewe.

Te puede interesar: Producción y ubicación, la clave del éxito de Loewe

Foto: Carlos Aranguren, Numanthia

La barrica se ha forrado con la mítica piel empleada por la casa española, fundada en 1846, especializada en marroquinería. Los clientes que la soliciten tendrán la oportunidad de personalizar su barrica, eligiendo entre siete tonos adicionales a los colores básicos propuestos para el fondo (tostado, negro, burdeos, azul marino y rojo), con los que se elaborarán sus iniciales, que no van superpuestas o cosidas, sino que se graban en el cuero, como un negativo, con una técnica de marquetería en piel que requiere de una precisión extrema. Cada barrica se entregará a partir de diciembre de 2018, con el mejor vino de la bodega, Termanthia 2016, en 300 botellas de 75 cl o su equivalente en Magnum o Jeroboam.

PUBLICIDAD

Te puede interesar: Numanthia: un vino que apuesta por México

La barrica bodega Numanthia de Loewe es un homenaje a la artesanía y la audacia españolas. Hemos reinterpretado un símbolo fundamental de la vitivinicultura en una pieza de colección sin precedentes: Jean-Guillaume Prats, CEO de The Moët Hennessy Wine Division. Foto: Carlos Aranguren, Numanthia

 

Siguientes artículos

Duracell va por el mercado de pilas especializadas
Por

Bajo la tutela de Berkshire Hathaway, del multimillonario Warren E. Buffett, la empresa confía cumplir sus objetivos que...