Esta temporada 2017-2018 el Real Madrid no está logrando mantener el nivel mostrado los dos años anteriores, que le llevó a ser el único equipo en la historia en ganar dos Champions League consecutivas.

Muchos achacan este menor rendimiento del conjunto blanco a la motivación de los jugadores y a la necesidad de realizar fichajes. En los últimos años el club presidido por Florentino Pérez no ha sido quien más ha gastado en incorporaciones. Al contrario, la balanza de salidas y entradas de dinero por la venta y compra de jugadores es positiva, un beneficio de 101 millones de dólares (mdd).

Atrás quedaron los años en que el presidente de ACS y de uno de los equipos más seguidos en el deporte mundial sorprendía a los fans merengues con el anuncio de una superestrella o ‘galáctico’ como los llegó a denominar la prensa.

El primero de ellos fue el portugués Luis Figo, quien llegó por 72 mdd procedente del FC Barcelona como la promesa electoral de Florentino Pérez para alzarse como presidente del Real Madrid en el año 2000.

PUBLICIDAD

En 2001 llegó a Concha Espina el segundo galáctico, el actual entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, quien cambiaba a la Juventus por el Real Madrid a cambio de 91 mdd.

El 2002 también tuvo a su galáctico. Los aficionados del Real Madrid tuvieron que esperar hasta los últimos días del mes de agosto de aquel año para que se anunciara la llegada de uno de los delanteros más letales de los últimos años, Ronaldo Nazario, o Fenómeno, quien costó 24 mdd.

Tras el excelente delantero brasileño, llegó al club blanco en 2003 el más futbolista más mediático, estamos hablando de David Beckham, quien abandonaba al club de sus amores, el Manchester United, por 30 mdd para unirse a los galácticos. En 2004 y 2005 fichó a Michael Owen y Robinho respectivamente.

En 2006 anunció su salida del club blanco, para comenzar el periodo de Ramón Calderón, quien terminó con el ex presidente acusado de corrupción.

En 2009 se convocó de nuevo a elecciones y volvió a aparecer la figura del presidente de ACS como candidato y con tres galácticos bajo el brazo como promesa. Una vez elegido presidente, los galácticos siguieron llegando primero fue el brasileño Kaká (78 mdd); después llegó Cristiano Ronaldo (115.5) y, para cerrar, Karim Benzema (48 mdd), desembolsando más de 250 mdd en fichajes ese año.

Lee también: Neymar y Messi valen dos veces más que Cristiano Ronaldo

En 2010 llegó José Mourinho y durante tres años más jugadores como Özil y Di María llegaron al conjunto blanco. Fue en 2013 cuando llego el último galáctico, el galés Gareth Bale, por 132 mdd.

Y es que Gareth Bale era uno de los jugadores más pedidos por el público madridista ese verano, quien tardó en llegar al Real Madrid por las trabas que el presidente del Tottenham, equipo donde jugaba el galés Daniel Levy no daba su brazo a torcer.

Tras llegar al Real Madrid consiguió ganarse al público en la final de Copa del Rey de 2014 al dejar atrás con una galopada a Marc Bartra, central del Barcelona en ese entonces, para sentenciar el partido. También anotó en la Champions de 2014 frente al Atlético de Madrid el 2-1 con el que ponía por delante a los blancos.

Pese a estar llamado a tomar junto con Neymar Jr. el trono de Cristiano Ronaldo y Messi como jugadores más dominantes, no ha podido demostrar todo su potencial debido a las lesiones las cuales han provocado que se quede varios meses inactivo en las últimas temporadas.

Todos los galácticos fueron obteniendo récords como alguno de los fichajes más caros en la historia del futbol.

Desde el mercado estival 2014-2015, el Real Madrid ha ido perdiendo protagonismo en el mercado de fichajes gastando cada vez menos. Como refleja una gráfica realizada por el diario español Marca, los 51 mdd desembolsados por el conjunto blanco esta temporada están muy lejos de los 376 mdd gastados por el FC Barcelona o los 300 mdd del PSG.

Como refleja el diario deportivo español, el Real Madrid en las últimas cuatro temporadas solo ha gastado 334.5 mdd y mientras tanto Manchester City más de 914.5 mdd o los más de 836.3 mdd del Manchester United, o el FC quien ha gastado más de 630 mdd.

Y es que en esas cuatro temporadas solo en la 2014-2015 estuvo en los primeros puestos de los fichajes más caros. En esa temporada el equipo que realizó el fichaje más caro fue el FC Barcelona quien ficho por 97.5 millones de dólares a Luis Suarez procedente del Liverpool. El segundo más costoso fue el de James Rodríguez por el Real Madrid a razón de 96.3 millones de dólares.

Ya en la temporada 2015-2016 fue el Manchester City quien hizo la incorporación más cara al pagar 89 mdd por el centrocampista belga, Kevin De Bruyne. Ese verano el Real Madrid incorporó desde el Inter de Milán al croata Mateo Kovacic por 42 millones de dólares. La mitad de lo pagado por los citizens por De Bruyne.

La siguiente temporada el otro equipo de Manchester, Manchester United, fichaba por 126.4 mdd al francés Paul Pogba quien había salido de su cantera antes de convertirse en estrella en la Juventus. En cambio, el desembolso más grande llevado a cabo por el Real Madrid ese verano fue por el delantero Álvaro Morata, por quien pagaron 36 millones de dólares.

Este verano el rey fue el París Saint Germain al pagar 263 mdd por Neymar, muy lejos de los 20 mdd que pagó el Real Madrid por el español Dani Ceballos.

Lee también: Cristiano Ronaldo repite como el atleta mejor pagado del mundo en 2017

 

Siguientes artículos

messi-barcelona
Messi cobrará 122 millones de dólares cada temporada hasta 2021
Por

Por su nuevo contrato el astro cobrará más de 100 mdd brutos anuales con el FC Barcelona publicó el portal Football Leak...