La seguridad nacional es una industria floreciente en los sectores privado y público, y requiere profesionales en las líneas que hacen frente al terrorismo.

 

Los reprobables actos perpetrados durante la semana pasada por terroristas al semanario francés Charlie Hebdo y al supermercado kosher en París han dado lugar a muchas opiniones en diversos sentidos que, entre otros aspectos, nos hacen ver que la amenaza de que se perpetren futuros atentados terroristas desgraciadamente está siempre latente, por lo que el trabajo de los órganos de inteligencia que los prevengan, así como la preparación de profesionales en su combate, son temas prioritarios.

La publicación estadounidense The Media Source de 2014, en la que presenta el título: “Homegrowun Terrorism”, contiene temas muy interesantes como, entre otros, el de “Carreras profesionales sobre combate contra el terrorismo” (“Carrers in Counterterrorism”). En este aspecto, sin duda relevante, se menciona que la seguridad nacional es una industria floreciente en los sectores privado y público, y las organizaciones de combate al terrorismo necesitan profesionales brillantes, para servir en las líneas que hacen frente al tema.

PUBLICIDAD

La publicación menciona también que muchas universidades ahora ofrecen grados académicos relacionados con el combate al terrorismo y seguridad nacional (homeland security). Esos grados académicos se ofrecen en diversos niveles incluyendo maestría. Dependiendo del rigor de los estudios, los cursos en los diferentes niveles incluyen temas diversos como, entre otros, preparación en desastres, terrorismo cibernético, lavado de dinero, protección fronteriza, vigilancia, armas de destrucción masiva, relaciones internacionales, estudios religiosos, seguridad electrónica, metodología antiterrorista, aplicación de la ley y justicia criminal. Los estudiantes interesados en un grado académico en combate al terrorismo se espera que además cursen clases de filosofía, historia, ciencia política, criminología, sociología y antropología. Las universidades preparan a los estudiantes para prevenir y responder al terrorismo en todos sus niveles.

De la tipificación que sobre terrorismo prevé el Código Penal Federal de México tomo algunos supuestos que me parecen relevantes para reflexionar sobre el alcance a nivel local del delito de terrorismo: “Se impondrá pena de prisión de quince a cuarenta años… a quien utilizando substancias tóxicas… o por cualquier otro medio violento, intencionalmente realice actos en contra de bienes o servicios, ya sea públicos o privados, o bien, en contra de la integridad física, emocional, o la vida de personas, que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella, para atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad o a un particular, u obligar a éste para que tome una determinación…” ¿Cuál es el alcance que se le puede dar a los supuestos antes mencionados?

Por lo que respecta a inteligencia, herramienta fundamental para prevenir actos terroristas, en el portal del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), que se define como “un órgano de inteligencia civil al servicio del Estado Mexicano cuyo propósito es generar inteligencia estratégica, táctica y operativa que permita preservar la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano, dar sustento a la gobernabilidad y fortalecer al Estado de Derecho”, menciona que la inteligencia: “Es información especializada que tiene como propósito aportar insumos a los procesos de toma de decisiones relacionados con el diseño y ejecución de la estrategia, las políticas y las acciones en materia de Seguridad Nacional.

“La generación de inteligencia está orientada a conocer con profundidad todos los aspectos relacionados con los fenómenos que representan amenazas y riesgos a la Seguridad Nacional; como lo son las posibles manifestaciones de los mismos, su probabilidad de ocurrencia e impacto, las variables que los componen y la relación causal entre las mismas.”

De lo aquí mencionado podemos advertir que la amenaza terrorista a nivel internacional está latente, por lo que los mecanismos preventivos y de combate al terrorismo y su financiamiento con los que cuenten las diferentes naciones, fortalecidos por información generada por órganos de inteligencia eficaces, así como personal capacitado de forma profesional, resultan una prioridad para todos los países. Patrick J. Kennedy, político estadounidense, dijo: “Los terroristas intentan modificar nuestro comportamiento provocando miedo, incertidumbre y división en la sociedad.” ¿Qué opinas, estimado lector?

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web: García Gibson Consultores, SC

Twitter: @GarciaGibson

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Los trabajos más estresantes de 2015 en EU
Por

Ni policía ni militar, según una encuesta realizada por CareerCast, el empleo que más estrés genera es…   Por Susan...