Reuters.- Tesla incumplió el martes su objetivo de producción semanal del Model 3 y dijo que se enfrenta a un arancel de importación del 40% en China debido a la guerra comercial del país asiático con Estados Unidos.

El fabricante de autos eléctricos afirmó que está acelerando la construcción de su fábrica en Shanghái en un intento por combatir las elevadas tarifas.

Tesla produjo más de 5,300 unidades del Model 3 en la última semana de septiembre, por debajo de su objetivo de 6,000.

En el tercer trimestre del año, la firma ensambló 53,239 autos, en línea con su objetivo de entre 50,000 y 55,000 unidades del Model 3, y entregó 55,840 vehículos a sus clientes.

PUBLICIDAD

Las acciones de la compañía subían cerca de un 2% hasta los 316.79 dólares, en las operaciones previas a la apertura de los mercados.

“Ahora que la producción está estabilizada, la entrega y la logística de salida de los vehículos fueron nuestros principales retos en el tercer trimestre”, indicó la firma en un comunicado.

Tesla cumplió por vez primera su veterano objetivo de 5,000 autos por semana a fines de junio, tras una serie de cuellos de botella en la producción y retrasos. Desde entonces, la firma ha intentado mantener e incrementar ese nivel.

Incluyendo sus Model S y X, Tesla produjo un total de 80,142 vehículos en el trimestre y entregó 83,500. La firma dijo que entregará unas 100,000 unidades de ambos modelos en 2018.

 

Siguientes artículos

Los Airbnb no le quitan el sueño a El Cid Resorts
Por

Cuando murió su padre, Carlos Berdegué Sacristán tenía a su favor, ante el reto de dirigir la empresa en solitario, el h...