Por Alan Ohnsman

Tesla Motors y Panasonic, su socio clave de fabricación de baterías, ampliarán su relación a paneles solares en caso de que la fusión propuesta por el CEO de Tesla, Elon Musk, con SolarCity obtenga la aprobación de los accionistas el próximo mes.

En un blog, Tesla anunció sus planes para trabajar con la japonesa Panasonic Corp., para fabricar celdas y módulos fotovoltaicos en Buffalo, Nueva York, donde SolarCity abrirá la fábrica de paneles solares más grande de América del Norte. Si se aprueba la fusión el 17 de noviembre, Panasonic podría empezar a fabricar celdas y módulos en Buffalo a mediados de 2017. Los dispositivos serían usados para un sistema de energía solar que recargue las unidades de almacenamiento de electricidad estacionaria Powerwall y Powerpack de Tesla, según la compañía.

Lee también: Tesla hace una “mejora sustancial” a su piloto automático

PUBLICIDAD

“Estamos muy contentos de ampliar nuestra asociación con Panasonic a medida que avanzamos hacia un Tesla y SolarCity combinado”, dijo JB Straubel, jefe técnico y cofundador de Tesla, en un comunicado. “Al trabajar juntos en la energía solar, seremos capaces de acelerar la producción de celdas solares y módulos extremadamente confiables y eficientes al mejor costo.”

Panasonic operaría la fábrica de Buffalo junto con Tesla-SolarCity. Tesla a su vez se comprometería a largo plazo a comprar las celdas producidas allí. La publicación de Tesla no aclaró si Panasonic compraría las instalaciones de Buffalo que aún está en construcción, ni proporcionó detalles financieros sobre el acuerdo.

“Esperamos que las conversaciones de colaboración den lugar a un crecimiento de la relación entre Tesla y Panasonic”, dijo Shuuji Okayama, vicepresidente de la unidad de Eco Soluciones de Panasonic, en un comunicado.

Panasonic se ha convertido en socio industrial clave de Tesla, como proveedor de las celdas de iones de litio para los Model S Model X, así como inverisonista en la expansión de la Gigafactory del fabricante de automóviles eléctricos que está en construcción cerca de Reno, Nevada. Ese proyecto de 5,000 mdd ha sido concebido como la planta de baterías más grande del mundo.

La fábrica de 900 mdd de SolarCity, que también está siendo construida con la ayuda de Nueva York, será ser el mayor productor de paneles fotovoltaicos en América del Norte, produciendo hasta 10,000 unidades por día y empleando a 1,460 trabajadores. Ha recibido 750 mdd en incentivos por parte del estado.

Lee también: Aquí fabricará Tesla las baterías de los autos del futuro

A principios de este año, SolarCity retrasó la apertura de la planta de Buffalo hasta el segundo trimestre de 2017, de acuerdo con el Buffalo News.

La fusión de SolarCity y Tesla costará unos 2,600 mdd, y la propuesta ha ganado un apoyo mixto entre la comunidad financiera. Musk, presidente de SolarCity e inverionista temprano en la empresa, la que está a cargo de sus primos Lyndon y Peter Rive, argumenta que una fusión creará sinergias importantes. Sin embargo, la combinación de las dos empresas demandará un alto consumo de efectivo que amenazará con retrasar la rentabilidad de Tesla en el futuro previsible.

Para atraer a los accionistas y al público, Tesla dijo la semana pasada que el 28 de octubre presentará un “producto solar para el tejado, que junto con su Powerwall 2.0, mostrará el tipo de productos que la empresa combinada será capaz de crear”.

 

Siguientes artículos

Ganancias de BofA suben 6.7% en el tercer trimestre
Por

De julio a agosto de este año, BofA ganó 4,955 millones (mdd) en comparación con 4,619 mdd reportados en el mismo period...