Durante el cuarto trimestre de 2017, Tesla entregó 29,870 unidades de sus vehículos eléctricos, mejorando sus marcas históricas de entregas de su sedán de lujo, Model S, y de su SUV, Model X.

“Éste fue, una vez más, nuestro mejor trimestre en la historia para las entregas combinadas de Model S y Model X, y representan un incremento de 27% frente al cuarto trimestre de 2016 y de 9% frente al tercer trimestre de 2017, nuestro mejor trimestre previo”, dijo la compañía en un comunicado.

El documento también detalla que, de los 24,565 vehículos producidos durante el cuarto trimestre, 2,425 correspondieron al Model 3, su modelo más asequible, cuya fabricación provocó una desaceleración en las líneas del Model S y Model X, la cual había sido anticipada por Elon Musk, CEO de la compañía, durante su llamada con inversionistas de la presentación de resultados del tercer trimestre.

No obstante, la cifra parece no haber gustado a Wall Street, que borró 1.8% del valor de las acciones de la firma en operaciones posteriores al cierre.

PUBLICIDAD

Lee también: Tesla “quema” 8,000 dólares por minuto

“Durante el cuarto trimestre, hicimos grandes progresos en la atención al cuello de botella, con nuestra tasa de producción aumentando significativamente al final del trimestre. En los últimos siete días del trimestre produjimos 793 Model 3, y en los últimos días alcanzamos una tasa de producción que puede extrapolarse a más de 1,000 Model 3 por semana”, dijo la firma en el documento.

La compañía añadió que espera cerrar el primer trimestre de 2018 con una producción semanal de 2,500 unidades del Model 3 por semana y alcanzar los 5,000 Model 3 fabricados por semana en el segundo trimestre del año.

 

 

Siguientes artículos

La televisora de Salinas Pliego se despide de Azteca Trece
Por

TV Azteca señaló que el proceso de migración de su canal a Azteca uno concluyó oficialmente, después de poco más de un a...