El departamento informó que busca vender sus últimas acciones en la automotriz antes de que termine el año; hasta la fecha ha recuperado 38,400 millones de dólares, gracias a la venta de 70.2 millones de papeles.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

WASHINGTON  – El Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo que espera vender el remanente de sus acciones en General Motors Co para fin de año, en un plan que podría dejar a los contribuyentes con pérdidas de casi 10,000 millones de dólares (mdd) derivadas del rescate a la automotriz en el 2009.

El Tesoro dijo que completó la venta de 70.2 millones de acciones de General Motors y que a la fecha había recuperado 38,400 mdd de los 49,500 mdd que inyectó a la compañía con sede en Detroit para su rescate.

Con base a los precios actuales, el Tesoro obtendría otros 1,200 mdd de sus acciones remanentes, con lo que el monto total recuperado ascendería a 39,600 mdd.

“Nuestro objetivo nunca fue generar ganancias”, dijo un funcionario del Tesoro que solicitó mantenerse en anonimato. “Era salvar a la industria automotriz estadounidense”, agregó.

El Tesoro dijo que la venta se llevaría a cabo para fin de año, dependiendo de las condiciones del mercado y si el promedio del volumen de operaciones diarias continúa en los actuales niveles.

Las acciones de GM subían un 1.6%, a 38.3 dólares en las operaciones de la tarde, tras avanzar más de un 3% por la mañana.

Los analistas han sostenido que la salida del Tesoro de su participación en GM le quitaría el estigma “Government Motors” a la automotriz, que también podrá comenzar a pagar dividendos por primera vez desde que volvió al mercado con una oferta pública inicial tras una reestructuración hace tres años.

La venta de las acciones del Tesoro “podría levantar las limitaciones en las compensaciones para los ejecutivos claves de GM”, dijo Joseph Amaturo analista de Buckingham Research, en una nota a clientes.

El retiro de esas restricciones también podría permitir a GM ofrecer un paquete compensatorio más generoso y competitivo si el directorio elige buscar candidatos externos para suceder al presidente ejecutivo, Dan Akerson, dijo Matthew Stover analista de Guggenheim Securities.

En un documento trimestral al Congreso a fines de octubre, el Gobierno de Estados Unidos dijo que ya había contabilizado una pérdida de 9,700 mdd en las acciones, que fueron adquiridas como parte de la solicitud de protección por bancarrota de GM y su subsecuente rescate financiero.

Desde entonces, el Tesoro ha reducido su participación en GM a través de una serie de ventas de acciones. El Tesoro había dicho previamente que esperaba salir de la participación para abril del 2014.

“Aunque la participación del Tesoro de Estados Unidos está cerca de acabar, nuestro trabajo para transformar a GM continúa”, dijo la compañía. “Estamos haciendo un gran progreso en nuestros esfuerzos por aprovechar al máximo esta segunda oportunidad”, agregó.

 

 

Siguientes artículos

Telefónica busca alianzas para consolidarse en México
Por

La operadora española aseguró que se encuentra abierta a concretar acuerdos, a fin de lograr una consolidación en el mer...