Los ciberataques en contra del sistema financiero dejaron pérdidas superiores a 150 millones de pesos (mdp) para los bancos mexicanos en el año 2017, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Este tema es bien conocido por Ricardo Arenas, cofundador de la fintech de pagos Conecta, de la cual fue, hasta mediados de 2016, el Chief Security Officer (CSO).

Por esas fechas salió de la empresa, para crear, a principios de 2017, una startup de ciberseguridad: Tesseract, firma que busca fortalecer y democratizar la seguridad digital de las firmas del sector financiero. Los socios de Conecta también invirtieron en este negocio.

 

PUBLICIDAD

Entre fuerzas armadas

Su estrategia está basada en un sistema de ciberseguridad, para el que compró un Hardware Security Module (HSM), dispositivo que usan el ejército y la fuerza aérea de Estados Unidos para bloquear el acceso de software malicioso a sus bases de datos, sólo que lo unió a un token electrónico que desarrollaron con un algoritmo propio.

“Lo que hicimos, al combinar estas dos cosas, fue que convertimos los servidores donde se guarda normalmente la información en bóvedas de seguridad, cuya única llave de acceso es el valor que genera el token electrónico, lo que permite dar seguridad a los usuarios”, señala Arenas.

Mientras la información se encuentra en el interior de la bóveda, permanece encriptada, es decir, se transforma en valores alfanuméricos sin sentido, que no sirven a los ciberdelincuentes.

Te puede interesar: Ciberseguridad en Latam: un mercado millonario, pero insuficiente

Sus clientes

Para comenzar a operar Tesseract, Arenas recibió apoyo económico de Conecta, además de que fue beneficiaria de una inversión de 15,000 euros que les proporcionó la aceleradora fintech Startupbootcamp.

Tras un año de operaciones, la firma tiene ocho clientes: dos bancos grandes, tres Sofipo, dos cajas cooperativas (entre ellas, la de los telefonistas, con la que corrieron su primer piloto de seguridad en 2017), y una compañía fintech.

Tesseract cerró 2017 con una utilidad superior a los 2 mdp, y su objetivo para este año es triplicar esa cantidad, indica Francisco Illescas, quien se unió a Arenas desde el inicio de la startup para fungir como Chief Marketing Officer (CMO).

El año pasado, la CNBV y el Banco de México pidieron a las empresas que operan dentro del sector financiero mexicano robustecer sus estándares de seguridad para evitar hackeos, lo que amplía las oportunidades para la nueva firma.

“Las medidas de seguridad, que estas instituciones están pidiendo incrementar, no son baratas y, en algunos casos, pueden ser inaccesibles para las empresas, por lo que, al adquirir nosotros la infraestructura HSM, que es lo más caro, y ‘evolucionarla’, logramos democratizar la seguridad”, asegura Illescas.

Te puede interesar: Startupbootcamp busca las 5 mejores Fintech de AL para impulsarlas

Finanzas digitales, imposibles sin ciberseguridad

Si el sistema financiero, desde las fintech hasta los grandes bancos, no toman en serio lo que significa el concepto de ciberseguridad, será imposible que se geste una verdadera digitalización del sector, advierte Eduardo Morelos, CEO en México de la aceleradora Startupbootcamp.

“Al existir cada vez más transacciones, por el crecimiento de empresas y de opciones de bancos, crece la posibilidad de que se gesten hackeos y robos de información e identidad, lo que golpeará directamente al cliente, haciendo que fracase el entorno digital. De ahí la necesidad de reforzar esta oferta”, asegura Morelos.

 

Siguientes artículos

Ya son más de 71 millones los mexicanos que tienen internet
Por

El Inegi señaló que en el último año aumentaron en casi seis millones los usuarios de internet en el país.