Hace cuatro años, Ubisoft lanzó un ambicioso y peculiar videojuego de carreras que al mismo tiempo era un MMO, o multijugador masivo en línea, llamado The Crew. Aun con todas sus complicaciones y desperfectos, el juego encontró una exitosa recepción, vendiendo más de dos millones de copias, y creando una fresca área de oportunidad que nadie más había encontrado.

Al igual que su predecesor, The Crew 2 (PlayStation 4 / Xbox One / Windows) fue desarrollado por Ivory Tower, el estudio exclusivo de Ubisoft ubicado en Lyon. Esta secuela lleva el concepto del juego a un nuevo nivel de ambición, pero al mismo tiempo intenta simplificar su sistema, y dar más peso a la experiencia de juego y diversión.

El concepto básico es: conducir a través de los Estados Unidos en algún vehículo motorizado al mismo tiempo que una gran comunidad de jugadores en línea. Mientras el primero se enfocaba en automóviles, ahora podemos usar además, camionetas, motos, e incluso aviones, permitiéndonos incluso cambiar de vehículo a placer durante una carrera.

Existen cuatro modos distintos de juego o categorías: Street Racing, Pro-Racing, Free Style, y Off-Road, cada uno con sus distintas reglas, historias y vehículos. Aquí es donde The Crew 2 comienza a expandirse lo más posible para complacer a todos los tipos de jugadores, desde los casuales y sin compromiso, hasta a los competitivos con gran dedicación; hay algo que interesará a los que buscan hacer logros, ganar carreras y establecer récords, al igual que a los que sólo quieren explorar el camino.

Al ser un juego de mundo abierto, técnicamente podemos ir a donde nos plazca, y ése es precisamente el espíritu y objetivo en The Crew 2. El mundo está divido en cuatro grandes áreas de los Estados Unidos: West, Midwest, South, y finalmente East Coast. Obviamente, se trata de un mundo a escala, que no por eso es menos sorprendente y emocionante. Para darnos una idea, podemos ir de costa a cosa en menos de una hora de camino. La ciudades y áreas más representativas están interconectadas por carreteras llenas de retos: Nueva York, Miami, Nueva Orleans, Las Vegas, Los Ángeles, San Francisco, y Seattle, sólo por mencionar algunas. Todas son representaciones compuestas por sus puntos y áreas más icónicas de forma que capturan el estilo y ethos de éstas de forma sorprendentemente efectiva.

Además de las ciudades, las carreteras están hechas para dar la sensación de cada una de las grandes áreas y ecosistemas del país, incluyendo además varias maravillas naturales. Podemos atravesar grandes áreas boscosas, desiertos, montes nevados o las líneas costeras.

Quizá la característica más asombrosa es que a media carrera es posible pausar el juego para ver el mapa, pero al estarlo viendo, podemos movernos y recorrerlo, haciendo zoom o viendo áreas más vastas. Esto nos permite incluso, seleccionar otra área completamente alejada y comenzar a recorrerla al instante, prácticamente sin ningún tiempo de carga.

Igualmente, que su antecesor, contamos con un sistema de campañas que incluyen una historia en la que vamos subiendo de categoría. La narrativa es de lo más simple e irrelevante que podamos imaginar, con historias de rivalidad que a nadie le interesan; sin embargo, esto es sólo un marco forzoso para darle sentido al sistema de juego, y lo podemos hacer a un lado, sobre todo considerando que nuestro personaje lo creamos nosotros mismos y es una plantilla para todos los jugadores.

En cierto sentido, el concepto de The Crew 2 se parece bastante a la última entrega de Need for Speed, sin embargo, aquel juego busca centralizar su mundo alrededor de una gran área de mundo abierto, y otorga mucho más peso a su historia.

Lo más importante en The Crew 2 es la expansión a distintos vehículos, lo cual también funciona sorprendentemente bien; el esquema de controles sigue siendo tipo arcade, por lo que es bastante accesible para todo el público, y busca mantener los mismos principios en cada vehículo, sin profundizar demasiado. Así se evita que, si un usuario sólo puede invertir mucho tiempo en dominar un solo vehículo, se sienta limitado para explorar los demás. Aunque esto quita el enfoque de la competencia profesional, y de la credibilidad, por el otro lado abre una puerta a la diversión como sólo existía en juegos de carreras caricaturescos como Mario Kart.

Efectivamente es absurdo el cambiar mágicamente entre un avión, una moto o un auto a medio recorrido, pero también lo es atravesar el país en cuestión de minutos, o el manejar autos por los techos de un edificio. Esta irreverencia, es lo que hace a The Crew 2 tan divertido, el hecho de no poner reglas sobre lo que los jugadores quieran hacer o dejar de hacer en un determinado momento abre las puertas a explorar distintos ángulos de cada área en múltiples ocasiones.

La variedad de vehículos es muy completa. Entre los autos hay tipo Formula 1, autos de calle, tipo turismo, de lujo, para drift, de rally, e incluso jeeps; en las motos hay de carreras, o de motocross; además tenemos lanchas de alta velocidad, avionetas e incluso monster trucks. No todos los vehículos están disponibles en todas las categorías, lo que invita al usuario a probar todos.

Definitivamente se trata de un juego perfecto para recorrer el camino en solitario, pero como el objetivo es brindar una experiencia de multijugador masivo, The Crew 2 requiere de conexión a internet constante. Desafortunadamente tampoco se puede competir con un amigo en una situación uno a uno, aunque esto es algo que llegará en una actualización antes de que termine el año. El número de retos disponibles en sus diferentes modos es amplio, y da la posibilidad de enfrentarse a muchos usuarios en distintos tipos de competencias, y de subir en las tablas.

Al final del día The Crew 2 es un juego abrumador, pero en un buen sentido. Hay una gran cantidad de cosas que hacer, probar y recorrer, pero sin forzar al usuario a una progresión lineal que lo haga aburrirse antes de dominar el sistema. Ya que no es una experiencia de simulador profesional, sino arcade de mundo abierto y con pocas reglas, es más adecuado para los usuarios que no están dispuestos a comprometerse y sólo jugar por ratos para divertirse.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

whatsapp-pagos-banco-brasil
WhatsApp prueba limitar el reenvío de mensajes
Por

La app de mensajería ya no dejará compartir un mensaje a múltiples chats al mismo tiempo.