Cuando hablamos de los whiskies más emblemáticos y destacadas del mundo, solemos encontrarnos con una tradición de minucioso trabajo y cuidado extremo en el sabor, el cual se traduce en reconocimientos importantes. El fundador de The Glenlivet, George Smith, no desistió en su búsqueda por lo que él llamaba “El Single Malt” por antonomasia.

Siglos han pasado desde aquel entonces (1824). The Glenlivet es uno de los más fieles representantes de lo que es en verdad un buen whisky, apto para los gustos que saben distinguir las diferencias en la calidad de las bebidas.

The Glenlivet tiene el privilegio de ser el único que puede llamarse así, gracias en buena medida al agua rica en minerales del valle del que proviene, referencia inconfundible y característica del Valle de Livet, Speyside, en Escocia.

No obstante, más allá de que The Glenlivet sigue siendo uno de los mejores whiskies del mundo, su gran sabor y sus cualidades se han diversificado de forma particular, dando vida a otros protagonistas de peso, donde la consistencia de su cebada, la madera de roble de sus barricas o los alambiques de cobre en los que se van formando, gestan al legado y futuro de una de las marcas pioneras del whisky más notable.

PUBLICIDAD

Todos los integrantes de la emblemática familia The Glenlivet poseen una gran personalidad y características supremas definidas, entre los que destacan:

 

  • The Glenlivet Founder’s Reserve. Es el integrante más nuevo, el cual no cuenta con añada, por lo que se embotella cuando el líquido ha alcanzado su punto de maduración y sabor idóneo. Las notas de este whisky son especialmente afrutadas, destacando la naranja, pera y manzana caramelizada.

 

  • The Glenlivet 15 Old French Oak Reserve. Cremosidad y notas de mantequilla en la nariz son su sello particular. Se trata de un whisky mucho más profundo, aunque en paladar se sigue sintiendo afrutado, su acabado posee notas a almendras y especias.

 

  • The Glenlivet 18. De color dorado profundo y aromas a frutas y caramelo, este single malt asombra al paladar con un dejo afrutado, aunque con notas a especias, gracias en buena medida a su añejamiento en roble europeo y americano, seleccionados acuciosamente por el master distiller Alan Winchester, asegurando el sabor especiado y tropical respectivamente.

Te puede interesar: Por qué el roble es clave en el sabor de The Glenlivet.

 

Siguientes artículos

5 empresas que están revolucionando el mundo de las bodas
Por

La industria de las bodas se ha ido desarrollando y profesionalizando cada día más. Ellos representan la innovación en u...