Ante la incertidumbre por su seguridad y de cara al proceso del Brexit, los votantes británicos negaron a Theresa May el apoyo en las urnas que pretendía para llegar fortalecida a las negociaciones para divorciar al país de la Unión Europea; ahora la primera ministra deberá conformar un gobierno de coalición para brindar certidumbre.

Después de una agitada noche electoral, días después de un atentado que dejó casi una decena de muertos, con el 99% de los votos escrutados, los conservadores de May obtenían 319 diputados (por debajo de los 330 que tenía antes de la votación), siendo los mayores ganadores; sin embargo, no consiguieron los 326 de los 650 asientos necesarios para obtener la mayoría absoluta, mientras que su rival Partido Laborista se quedaba con 261 bancas.

Estos resultados por confirmarse representan un duro golpe a May, que llamó a estas elecciones con la intención de fortalecer su posición en las negociaciones sobre el Brexit, pero el resultado fue contrario al que esperaba y terminó reduciendo su mayoría parlamentaria.

Ante este panorama, desde la residencia oficial de Downing Street, la primera ministra británica señaló que buscará el apoyo parlamentario de sus “amigos” en el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte, para asegurarse una mayoría.

PUBLICIDAD

“Seguiremos trabajando con nuestros amigos y aliados, particularmente con el Partido Unionista Democrático. (…) Nuestros dos partidos han tenido una relación sólida por muchos años y eso me da la confianza de creer que podremos trabajar unidos en pos de los intereses de todo el Reino Unido”, dijo May.

Los medios locales descartan que la líder de los conservadores dimita del cargo, y por el contrario, prevén que se presente a las 12:30 horas al Palacio de Buckingham para pedir el permiso de la reina Isabel y comenzar con la conformación de un gobierno estable.

Tras ganar su escaño en Maidenhead, en el sudeste de Inglaterra, la primera ministra destacó que lo que el país necesita en estos momentos es un período de estabilidad.

Esto a sólo 10 días de que comiencen las negociaciones para la salida de Reino Unido de la Unión Europea, lo cual ha puesto sobre la mesa la incertidumbre sobre quién formará el nuevo gobierno y cuál será la dirección que tomará el Brexit.

En ese sentido, la libra esterlina caía el viernes en Asia, que durante la madrugada retrocedía a 1.2697 dólares, luego de registrar un mínimo en dos meses de 1.2689 unidades; también perdía un 1.8% contra el euro a 88.18 peniques, de acuerdo con Reuters.

 

Rival al acecho

Ante los resultados electorales, el laborista Jeremy Corbyn dijo que May debería renunciar ante su fracaso en las urnas, y aseguró que el partido estaba dispuesto a encabezar un gobierno en minoría.

Además, destacó el avance de su partido al aumentar su número de escaños y porcentaje de votos.

Por otro lado, en entrevista con Sky News, Corbyn señaló que las negociaciones sobre Brexit, previstas para el 19 de junio, deben seguir adelante, no retrasarse: “Van a tener que proseguir porque se ha invocado el artículo 50, el gobierno en funciones (…) tendrá que emprender las negociaciones”.

Asimismo, dijo que la posición laborista es la de buscar un Brexit centrado en el empleo, por lo que lo más importante será el acuerdo comercial con Europa.

En este tema, los líderes de la Unión Europea se han expresado tras conocerse la tendencia de los resultados en Reino Unido, señalando su preocupación de que la pérdida de fuerza parlamentaria de May pudiera retrasar las discusiones sobre el Brexit y aumente el riesgo de un fracaso en las negociaciones.

 

Siguientes artículos

VeriTran será el nuevo proveedor de servicios de token de Visa
Por

Esta alianza forma parte de una estrategia global de Visa para crear una red de proveedores de servicios token en el pro...