La ministra de Interior, Theresa May, se convirtió este lunes en la única candidata para suceder a David Cameron como primera ministra de Reino Unido, después de que Andrea Leadsom anunció que se retiraba de la competencia interna del Partido Conservador.

Era 1973 cuando Margaret Thatcher, como secretaria de Educación, dijo: “No pienso que vaya a ver una mujer primera ministra en mi vida”. Seis años más tarde se convirtió en la primera mujer en ocupar el cargo, el cual mantuvo por más de una década. A más de 30 años de distancia, May se perfila para convertirse en la segunda mujer en tomar las riendas del Reino Unido.

La líder conservadora es una inglesa a la antigua y una política seria. Ella misma se define como: “una política poco vistosa”, que no hace tours por las televisiones, ni cotillea sobre la gente en los almuerzos. “No bebo en los bares del Parlamento. Simplemente hago el trabajo que tengo delante”, dijo en un entrevista para el diario ABC.

Ha sido criticada por proponer que el Reino Unido deje de ser parte de la Convención Europea de Derechos Humanos. Pero también reconocida por ocupar uno de los cargos más complicados del gabinete británico, siendo una de las personas que durante más tiempo ha estado al frente del ministerio de Interior.

PUBLICIDAD

Sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea y su eventual proceso de divorcio, May opina que el “Brexit significa Brexit… no debe haber intentos de permanecer en la UE, ni intentos para volverse a integrar por la puerta de atrás”, según dijo al periódico BBC, al señalar que se debe respetar la decisión del referendo.

También se ha mostrado en contra de llamar a elecciones generales antes de 2020, y de implementar un presupuesto de “emergencia” a causa del Brexit.

Ha sido muy clara sobre que no activará el Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, necesario para iniciar el proceso de separación, antes de que concluya 2016, para darle al país el tiempo necesario para finalizar su posición en las negociaciones.

Como ya lo anunció el propio Cameron, la responsable de la cartera del Interior ocupará el 10 de Downing Street el próximo miércoles por la tarde, una vez que el aún primer ministro se reúna una última vez con su gabinete y concluya sus pendientes antes de comunicarle su renuncia a la reina Isabel II.

“Estoy encantado con que Theresa May vaya a ser la próxima primera ministra. Es fuerte, competente y es más que capaz de desempeñar el liderazgo que el país va a necesitar en los años venideros”, dijo Cameron durante un acto público.

 

Así es la nueva ‘Dama de Hierro’

Theresa May nació el 1 de octubre de 1956 en Eastbourne, Sussex. Sus primeros años de educación oscilaron entre escuelas del sector estatal, así como un corto período en una escuela católica independiente.

Tiempo después, fue a la Universidad de Oxford, donde estudió geografía; y en la universidad de San Hugh se graduó como Licenciada en Letras.

Theresa comenzó su carrera en el Banco de Inglaterra y llegó a ocupar los puestos de la Asociación de Servicios de Compensación de Pagos, como Jefe de la Unidad de Asuntos Europeos y Asesor Principal de Asuntos Internacionales.

Entre 1986 y 1994 se desempeñó como concejal de la Ciudad de Londres, donde fue presidenta de Educación (1988-1990) y diputada líder del Grupo, así como portavoz de Vivienda portavoz (1992-1994).

En las elecciones generales de 1997, May logró un asiento en el Parlamento como miembro del Partido Conservador por Maidenhea. Su actividad local ha incluido campañas para mejorar el servicio de tren local, traer una unidad de heridas leves al Hospital de San Marcos, y mejorar el centro de la ciudad.

Ya en el Parlamento, May se convirtió en la primera de los diputados de 1997 en entrar al Gabinete de la Sombra (gabinete alternativo al gobernante, formado por integrantes del parlamento pertenecientes al partido de la oposición), cuando en 1999 fue nombrada para vigilar las áreas de Educación y Empleo.

Después de las elecciones de 2001, el nuevo líder conservador Iain Duncan Smith la mantuvo en el Gabinete de la Sombra, pero ahora en Transporte.

En julio de 2002, fue nombrada como la primera mujer presidenta del Partido Conservador. En 2005, Cameron la nombró líder en la sombra de la Cámara de los Comunes. Y fue hasta mayo de 2010 cuando se le encomendó el Ministerio del Interior.

 

Siguientes artículos

Hackers prueban que robar 81 mdd sin ser atrapados va más allá de la ficción
Por

Lo más sorprendente no es que un grupo de hackers haya robado al banco de Bangladesh, sino el método que usaron para pon...