¡Está comprobado!: entre más horas pasas frente a una pantalla se incrementan el sedentarismo y la obesidad, además de otros riesgos para la salud.

 

¿Cuántas horas pasas en la computadora?, ¿viendo la tele?, ¿viendo el celular?, ¿la tablet? ¿Has hecho la cuenta alguna vez?

Nuestras vidas actualmente implican estar viendo una pantalla una gran parte del día, pero ¿nos estamos excediendo?

PUBLICIDAD

Piénsalo: te levantas, checas el celular, enciendes la tele mientras te arreglas… En el camino a la oficina tal vez vas con los ojos al frente, pero llegas a la oficina y pasas 4 o 5 horas frente a la pantalla. Luego sales a comer, con el celular. Retornas a la oficina y permaneces ahí un par de horas. Ya en casa, enciendes la tele, la tablet o el celular. Así que, en general, al día son unas 8 horas de pantalla, ¿no?

¡Es mucho!

Las horas de pantalla, entre más se incrementan en el día de una persona, aumentan el sedentarismo y el riesgo de padecer obesidad, entre otras cosas.

Los expertos recomiendan que las familias no deben dedicar más de 2-3 horas a las pantallas. En adultos que trabajan, cumplir esto es difícil, por la necesidad de usar la computadora, pero sí es posible reducir el tiempo de pantalla cuando estamos fuera de la oficina y en la casa.

Los estudios que se han realizado han sido principalmente en niños, ya que en los pequeños es más fácil que alguien controle el acceso a las pantallas, y en últimos reportes, los expertos recomiendan no más de 2 horas de pantalla a los niños mayores de 2 años durante el día. Para los menores de 2 años, la recomendación es no exponerlos a las pantallas.

Se han hecho varios estudios en niños y adolescentes en los que se relaciona directamente el tiempo que se pasa en las pantallas con el riesgo de desarrollar obesidad, tener peores hábitos alimenticios y ser más sedentarios.

Un estudio que se realizó en China, con más de 4,000 estudiantes de universidad, observó la asociación entre el tiempo en la pantalla y los trastornos de ansiedad, depresión y trastornos de sueño, y se comprobó que aquellos que más tiempo pasaban frete a una pantalla eran los que desarrollaban estos trastornos. También observaron que los estudiantes que más actividad física realizaban, pasaban menos tiempo en la pantalla y también eran menos los que desarrollaban los trastornos mencionados.

En nuestro país, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2012, los mexicanos en general pasamos más de 3 horas frente a una pantalla, y cada vez realizamos menos actividad física y somos más obesos.

A veces es difícil “desconectarse”. Estamos muy ocupados o muy entretenidos con lo que estamos viendo, pero te has fijado ¿cuánta gente a tu alrededor, en el tráfico, saca el celular en cuanto se pone un alto? Y luego empiezan los claxonazos porque no avanzan debido a que están chateando. O, ¿cuántas familias llegan al restaurante donde estás y cada niño trae una tablet y cada papá se la pasa revisando el Face durante la comida? ¿Qué tal la cantidad de tiempo que estás dándole a tu WhatsApp en lugar de platicar con el que tienes junto? Es decir, estar comunicados constantemente está muy bien, pero si nos excedemos podemos desarrollar algunos problemas.

Y todo ese tiempo pantalla, que sí afecta nuestra salud, podríamos invertirlo en practicar algún deporte, salir a caminar, platicar con los que están al lado, disfrutar lo que comemos, entre otras cosas, actividades que, sin duda, harán que vivamos más saludables.

¡Hasta la próxima!

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @marsimar

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

BID crea fondo para financiar Pymes en Latinoamérica
Por

El presidente del organismo, Luis Alberto Moreno, dijo que el financiamiento se otorgará el próximo año a las pequeñas e...