Existen tantos lugares por descubrir como opciones en el mundo. Por eso, creo que los lugares nos eligen a nosotros, y no viceversa.

 

 

Este viaje inicio en 1993 cuando, por primera vez, en la escuela primaria leí la historia del Taj Mahal en una revista que contaba la historia de amor y el segundo mausoleo negro que jamás llegó a construirse. Veinte años después estoy llegando a Agra y no puedo más que sentir una felicidad absoluta cuando abro la ventana de mi habitación y, aún de noche, puedo ver la silueta de mármol blanco que me ha hecho recorrer más de la mitad del planeta para ir a su encuentro.

PUBLICIDAD

Considerado como una de las 7 Nuevas Maravillas del Mundo Moderno, el Taj Mahal  es una  espectacular obra arquitectónica del estilo mogol edificada en mármol blanco en la ciudad de Agra en el estado de Uttar Pradesh. Fue construido entre los años 1631 y 1654 por el Emperador Shah Jahan como un mausoleo para su segunda esposa, Mumtaz Mahal, de quien se enamoró a primera vista y quien murió dando a luz a su decimocuarta hija. Cuentan que el deseo del Emperador era construir un mausoleo idéntico pero en mármol negro al otro lado del río, para estar viendo a su amada por toda la eternidad. Sin embargo, al caer enfermo Shah Jahan, su hijo le quitó el trono y lo encerró en el Fuerte de Agra, donde su único consuelo era ver por la ventana el Taj Mahal, el recinto donde descansaba “la luz del palacio”. Cuenta la historia que fue tal la tristeza del Emperador al morir su esposa que nunca quiso conocer a su hija, y sin embargo fue ella, quien, contra los designios de su hermano –entonces el emperador– llevó el cuerpo de Shah Jahan al Taj Mahal logrando así cumplir su deseo de estar juntos por toda la eternidad.

Descrito con precisión como el monumento al amor más extravagante jamás construido, el Taj Mahal exuda una belleza fascinante difícil de describir con palabras. Puede deberse a su perfecta simetría, al mármol translúcido incrustado en piedras preciosas, a la precisión de los grabados, a la belleza de sus jardines o, tal vez, la respuesta de su atracción sea más sencilla: a todos nos mueve el amor.

Ciertamente las palabras no le hacen justicia a esta maravilla, su belleza es indescriptible, cautivante, digna de plasmarse en la memoria como el amor del Emperador: para siempre. Y ¿no es ese el motivo por el cual viajamos, para coleccionar memorias? Sí, viajar es coleccionar y atesorar recuerdos impregnados de historias tan ajenas como propias.

Debido a que la contaminación está dañando al edificio, los vehículos motorizados están prohibidos en un radio de cuatro kilómetros a la redonda. Si tu sueño es visitar el ícono turístico de India es recomendable que ascienda varios escalones en tu bucket list y tomes las siguientes consideraciones:

 

7 cosas que debes saber antes de visitar el Taj Mahal

1. Ir en luna llena: El mármol con el que está construido es translúcido como una piedra de ónix. Por ello, la luz tiene un efecto muy particular en él. El Taj Mahal abre sus puertas por la noche cinco veces al mes, en luna llena, dos días antes y dos días después.

2. No ir en viernes: El mausoleo es un recinto musulmán por lo que todos los viernes cierra para visitas exclusivas del pueblo musulmán, quienes además acuden a rezar a la mezquita que se encuentra dentro del recinto.

Tip: si practicas esta religión las agencias de viajes especializadas pueden tramitar un permiso especial para ti, pero debes gestionarlo con anticipación.

3. Fotos sin reflejo: Las fuentes no se prenden a una hora establecida, si las ves inactivas apresúrate a tomar la foto del Taj Mahal reflejado en el agua. Es probable que sea tu única oportunidad.

4. Posturas: No puedes hacer yoga, meditaciones o posturas religiosas. El Taj Mahal es un centro musulmán y como tal debes respetar sus costumbres. Además hay oficiales verificando que se cumpla.

5. Madrugar: Se cree que entre más temprano llegues, mejor porque habrá menos gente. En realidad en el Taj Mahal nunca se sabe, pues en muchas ocasiones van grupos a ver la salida del sol. No tiene horarios fijos, abre desde el amanecer hasta el atardecer, por lo que en verano está abierto desde las 5:30 am hasta las 7:30 pm, mientras que en invierno abre desde las 6:45 am hasta las 5:30 pm.

6. Fotos: Si llevas una buena cámara no es necesario contratar a los fotógrafos profesionales que prestan sus servicios en el lugar. Puedes llevar cámara de video pero ésta tiene un costo adicional de 25 rupias y el video se puede grabar sólo desde la puerta principal del Taj Mahal. Está prohibido tomar fotos en el interior.

7. Objetos: No se puede llevar ningún tipo de comida –incluyendo chicles y caramelos– cigarros, encendedor, el tripié para la cámara, plumas, banderas, cualquier tipo de cartel o juguetes. Hay que pasar por un filtro de seguridad, por tanto cualquier objeto que no sea necesario es mejor dejarlo en el hotel.

1.Paulina Feltrin1

Tips

Guía: Nakul fue clave para exprimir este viaje. Puedes contratarlo sólo para visitar a Agra o para más ciudades.

[email protected]

Hospedaje: una opción es Oberoi Amarvillas. Es el único hotel dentro del cuadrante el Taj Mahal y sus habitaciones tienen vista al mausoleo.

 

Contacto:

Twitter: @PR_TraveLady

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El nuevo sentido de la viralidad en Internet
Por

Luego del capítulo DeGeneres en Twitter, se debe ir planteando —y replanteando— las nuevas reglas de la “viralidad” en l...